Sumar propone suprimir los delitos de injurias a la Corona y del enaltecimiento del terrorismo

Una de las primeras iniciativas de Sumar en la presente legislatura ha sido recuperar y ampliar otra propuesta que quedó pendiente de la anterior para suprimir del Código Penal varios delitos de opinión, entre ellos los de injurias a la Corona y de enaltecimiento del terrorismo. La formación izquierdista entiende que estas figuras penales representan una “anomalía” dentro de la legislación europea y han servido para atentar contra la libertad de expresión de “tuiteros y artistas”, según ha dicho este viernes su portavoz en temas de justicia, Enrique Santiago. La propuesta legislativa también propugna la eliminación de los delitos de ofensa a los sentimientos religiosos y de injurias al Gobierno, a los miembros del poder judicial, al Ejército o a España y sus símbolos.

Ya en la anterior legislatura el Congreso había admitido a trámite una iniciativa semejante del entonces grupo de Unidas Podemos que, sin embargo, no acabó de salir adelante por falta de acuerdo en algunas cuestiones con los socialistas. La Cámara dio además luz verde, hace ahora un año, a otra propuesta de ERC y EH Bildu para suprimir el delito de injurias a la Corona, que tampoco acabó fructificando antes de la disolución anticipada de las Cortes.

Los delitos que Sumar pretende suprimir han provocado en algunos casos sentencias posteriormente anuladas por la justicia europea, que “ha sacado los colores a España” por “vulneración de derechos y de la libertad de expresión”, destacó Santiago. Una de las últimas, agregó el parlamentario, fue la anulación de la condena impuesta a un sindicalista que en 2014 gritó “puta bandera” en alusión a la enseña nacional durante una protesta ante el Arsenal Militar de Ferrol.

Los delitos de injurias que Sumar aboga por eliminar otorgan una protección específica a determinadas autoridades del Estado. La formación izquierdista subraya que todas ellas podrían seguir apelando a las figuras penales que protegen a cualquier ciudadano de ataques injuriosos, sin necesidad de otorgarles un estatuto jurídico especial.

En cuanto al delito de enaltecimiento del terrorismo, Sumar apunta a que todas las condenas que ha provocado han sido posteriores a 2011, tras el cese del terrorismo de ETA, y que organizaciones como Amnistía Internacional han pedido su derogación. “Tuiteros, cineastas y raperos están siendo enjuiciados por sus mensajes en la red, sus largometrajes y las letras de sus canciones”, argumenta el texto presentado por Sumar, que apunta que también en este caso se pueden aplicar otras figuras delictivas como la de apología del delito. “En un contexto en el que ni ETA ni el GRAPO están activos, este delito no tiene ningún sentido salvo para reprimir la libertad de expresión”, sostiene la formación izquierdista.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.