Por segunda vez en la historia se transplanta un corazón de cerdo a un hombre vivo

(CNN) — Por segunda vez en la historia, se ha trasplantado un corazón de cerdo a un receptor humano vivo, anunció el viernes el Centro Médico de la Universidad de Maryland.

La innovadora operación fue realizada el 20 de septiembre en el UMMC por el mismo equipo de trasplantes que llevó a cabo la primera operación experimental de este tipo en 2022.

En un comunicado de prensa, el hospital dijo que el receptor, Lawrence Faucette, de 58 años, “actualmente respira por sí mismo y su corazón funciona bien sin asistencia de dispositivos de apoyo”.

Faucette padecía una cardiopatía terminal. Tenía una enfermedad vascular periférica preexistente y complicaciones con hemorragias internas que le hacían inelegible para un trasplante de corazón tradicional, dijo el hospital en el comunicado. Ingresó en el UMMC el 14 de septiembre tras experimentar síntomas de insuficiencia cardiaca.

“La única esperanza que me queda es el corazón de cerdo, el xenotrasplante”, declaró Faucette al hospital en una entrevista interna varios días antes de la operación.

La operación experimental de xenotrasplante recibió luz verde en el marco del programa de “uso compasivo” de la FDA. Según la FDA, el programa es “una vía potencial para que un paciente con una enfermedad o afección grave o que ponga en peligro su vida de forma inmediata acceda a un producto médico en investigación (fármaco, producto biológico o dispositivo médico) para su tratamiento fuera de los ensayos clínicos cuando no se disponga de opciones terapéuticas alternativas comparables o satisfactorias”.

El corazón de cerdo utilizado procedía de un cerdo modificado genéticamente por Revivcor, filial de United Therapeutics Corporation. El cerdo tenía 10 genes editados, incluidos tres genes “eliminados” o inactivados para eliminar el azúcar alfa gal en las células sanguíneas del cerdo, que puede desencadenar una reacción grave en el sistema inmunitario humano, causando el rechazo del órgano. Se modificó otro gen porcino para controlar el crecimiento del corazón del cerdo y se añadieron 6 genes humanos al genoma del cerdo para aumentar su aceptación por parte del sistema inmunitario. La FDA aprobó por primera vez los cerdos editados genéticamente en 2020 para su posible uso terapéutico y consumo.

Los médicos también están tratando a Faucette con un tratamiento experimental de anticuerpos para suprimir aún más el sistema inmunitario y evitar el rechazo. Se le vigilará estrechamente para detectar cualquier signo de rechazo o el desarrollo de virus relacionados con el cerdo. El cerdo donante también fue examinado minuciosamente para detectar cualquier signo de patógenos.

“Una vez más estamos ofreciendo a un paciente moribundo la oportunidad de una vida más larga, y estamos increíblemente agradecidos al Sr. Faucette por su valentía y voluntad de ayudar a avanzar en nuestro conocimiento de este campo”, declaró el Dr. Bartley Griffith en el comunicado. Griffith es el cirujano que realizó el trasplante y es profesor de Cirugía en la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.

Según el hospital, Faucette dio su pleno consentimiento al tratamiento experimental y fue informado de todos los riesgos. Además, se sometió a una evaluación psiquiátrica completa y analizó su caso con un especialista en ética médica.

Según el comunicado de prensa del hospital, Faucette es un hombre casado, padre de dos hijos, natural de Frederick (Maryland) y veterano de la Marina con 20 años de servicio, que había trabajado recientemente como técnico de laboratorio en los Institutos Nacionales de Salud antes de jubilarse.

“No tenemos más expectativas que pasar más tiempo juntos”, declaró su esposa, Ann Faucette, en el comunicado. “Eso podría ser tan sencillo como sentarnos en el porche y tomar un café juntos”. En la actualidad no existen ensayos clínicos que utilicen órganos de cerdo para trasplantes en seres humanos vivos. La Universidad de Maryland realizó la primera operación experimental de este tipo a David Bennett, de 57 años, en enero de 2022. Bennett murió dos meses después de la operación.

Aunque no hubo signos de rechazo en las primeras semanas tras el trasplante, la autopsia concluyó que Bennett murió finalmente de insuficiencia cardiaca debido a “una compleja serie de factores”, entre ellos el estado en que se encontraba antes de la operación. Bennet ya había estado hospitalizado y conectado a una máquina de bypass cardiopulmonar durante seis semanas antes del trasplante. Sin embargo, un estudio del caso realizado por los médicos y publicado en la revista The Lancet señalaba también que había pruebas de la presencia de un virus porcino que no se había identificado anteriormente.

Según el gobierno federal, hay más de 113.000 personas en la lista de trasplantes de órganos, de las cuales 3.354 necesitan un corazón. El grupo Donate Life America afirma que 17 personas mueren cada día esperando un órgano de un donante.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.