Venezolanos en Nueva York ven esperanza en el nuevo estatus de protección temporal

(CNN) — Después de más de un año de dormir en un refugio de la ciudad de Nueva York y depender de una red de despensas y centros de donación para alimentos y ropa, María Fernanda Calero Cabriles y su esposo dicen que se sienten esperanzados sobre el futuro después de saber que podrán para solicitar el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) como nacionales venezolanos.

“Es una ventana de luz y esperanza para nuestra familia”, dijo Cabriles a CNN.

El Gobierno de Joe Biden anunció el miércoles que ampliaría una forma de ayuda humanitaria a los venezolanos que ya se encuentran en Estados Unidos, haciendo que cientos de miles de personas más sean elegibles para obtener permisos de trabajo.

Cabriles, quien dice que trabajó como periodista en Caracas, Venezuela, comentó que ella y su esposo, un exempleado del gobierno, huyeron de la persecución política en su país.

Viajaron a través de Sudamérica y cruzaron el Tapón del Darién durante meses, y finalmente cruzaron la frontera en Eagle Pass, Texas. Llegaron a la ciudad de Nueva York en junio de 2021.

Su objetivo principal es poder trabajar y ganarse la vida, pero no han podido hacerlo legalmente, afirmó.

Cientos de solicitantes de asilo hacen fila frente al edificio federal Jacob K. Javits el 6 de junio de 2023 en la ciudad de Nueva York. Crédito: David Dee Delgado/Getty Images

“Hemos sobrevivido, pero necesitamos permisos de trabajo porque queremos poder trabajar legalmente”, dijo Cabriles. “Queremos ser independientes; queremos trabajar y no ser una carga para el público”.

Project Russeau, una organización sin fines de lucro que brinda servicios legales gratuitos a inmigrantes, dijo a CNN que esperan completar cientos de solicitudes en las próximas semanas.

Andrew Heinrich, fundador y abogado supervisor del Proyecto Rousseau, señaló que su organización se acercó a los clientes para informarles sobre la extensión del TPS y varios de ellos estaban en la oficina el jueves por la mañana para completar sus solicitudes.

“En primer lugar, significa una manera de empezar a construir y reconstruir sus vidas”, dijo Heinrich. “Pueden buscar trabajo de inmediato. Pueden comenzar a mantener a sus familias y potencialmente pueden encontrar su propia vivienda”.

Si bien los permisos de trabajo son el mayor beneficio de recibir el estatus de TPS, Heinrich dijo que los inmigrantes venezolanos que ya están aquí ahora tendrán más tiempo para encontrar representación legal porque la nueva extensión del TPS detiene el reloj de sus casos.

Keverling Cabriles, quien también es de Venezuela, comentó que espera trabajar para poder mantener a su recién nacido.

Actualmente vive en uno de los refugios temporales de la ciudad, que no le permite cocinar para ella ni para sus hijos, dijo. Comprar comida es caro, pero si puede ganarse la vida sentirá que es una carga menor para la ciudad de Nueva York, le dijo a CNN.

“Salimos de Venezuela porque no teníamos libertad de pensamiento”, afirmó Cabriles. “Cruzamos siete países y pasamos por mucho, pero llegamos aquí donde al menos la Ciudad nos ha puesto un techo y ahora que obtendremos el permiso de trabajo podremos seguir adelante”.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.