De los patios de recreo a los patios de armas: las escuelas rusas están cada vez más militarizadas

(CNN) — Los patios de recreo de Rusia se están convirtiendo en campos de desfiles. En las escuelas, desde el Pacífico hasta el mar Negro, los niños de la guardería se visten con uniformes y participan en prácticas de marcha. A los niños mayores se les enseña a cavar trincheras, lanzar granadas y disparar con munición real.

En las escuelas de todo el país se glorifica el servicio en las fuerzas armadas, se forman “compañías voluntarias” de adolescentes y se cambia el plan de estudios nacional para enfatizar la defensa de la patria.

En resumen, se está preparando a los niños rusos para la guerra.

La militarización de las escuelas públicas rusas se intensificó desde la invasión rusa de Ucrania, impulsada no por una oleada espontánea de sentimiento patriótico, sino por el Gobierno de Moscú.

La inversión es enorme. El ministro de Educación, Sergei Kravtsov, dijo recientemente que actualmente existen alrededor de 10.000 clubes de los llamados “militares-patrióticos” en las escuelas y universidades rusas, y un cuarto de millón de personas participan en su trabajo.

Estos clubes son parte de un esfuerzo múltiple que incluye una revisión radical del plan de estudios escolar. Hay clases obligatorias sobre valores patrióticos militares; los libros de historia actualizados acentúan los triunfos militares rusos.

Cambiar libros de texto

En agosto, el presidente Vladimir Putin firmó una ley que introduce un nuevo curso obligatorio en las escuelas: “Fundamentos de seguridad y defensa de la patria”.

Posteriormente, el Ministerio de Educación promovió cursos como parte de esta iniciativa que incluían excursiones a unidades militares, “juegos deportivo-militares, reuniones con militares y veteranos” y clases sobre drones.

A los estudiantes de secundaria también se les enseñaría a usar munición real “bajo la guía de oficiales o instructores de unidades militares experimentados exclusivamente en la línea de fuego”, según el ministerio.

El programa, que se está probando este año y se introducirá en 2024, está diseñado para inculcar en los estudiantes “una comprensión y aceptación de la estética de los uniformes militares, los rituales militares y las tradiciones de combate”, según un documento del Ministerio de Educación descubierto por el importante medio de comunicación independiente ruso Stories.

El medio estatal ruso RIA Novosti muestra fotografías de un nuevo libro de historia con un capítulo sobre la “operación militar especial”, como llama Rusia a su guerra contra Ucrania. (Crédito: RIA Novosti/Telegram)

La historia moderna también se está reescribiendo. El libro de texto estándar, “Historia de Rusia”, ahora tiene el puente de Crimea en su portada y un nuevo capítulo dedicado a la historia reciente de Ucrania. Hay secciones tituladas “Falsificación de la historia”, “Renacimiento del nazismo”, “Neonazismo ucraniano” y “Rusia es un país de héroes”.

Putin ha presentado falsamente en repetidas ocasiones la invasión rusa de Ucrania como una “misión especial” para proteger a los hablantes del idioma ruso en Ucrania del genocidio a manos de los “neonazis”.

Un nuevo capítulo afirma falsamente que Ucrania “declaró abiertamente su deseo de adquirir armas nucleares” y “se han introducido sanciones sin precedentes contra Rusia, ya que Occidente está tratando por todos los medios de derribar la economía rusa”.

El libro parece diseñado para avivar un sentimiento de agravio histórico entre los niños rusos y exponer una batalla existencial por la supervivencia de la nación, un tema común en los medios estatales que se transmiten diariamente en las salas de estar de todo el país.

El presidente Putin ha dirigido personalmente la campaña para inyectar patriotismo en las escuelas rusas. En un evento en el Kremlin este mes, le contó a un grupo de niños sobre una carta que su abuelo le había enviado a su padre, que luchaba contra los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

“¡Vence a la escoria!”, le había dicho, según el relato de Putin.

Putin continuó: “Me di cuenta de por qué ganamos la Gran Guerra Patria. Las personas con esa actitud simplemente no pueden ser derrotadas. Éramos absolutamente invencibles, tal como lo somos ahora”.

A los niños se les enseña a ensamblar armas

Una extensa encuesta realizada por CNN en los medios locales y sociales en Rusia encontró que niños de hasta siete u ocho años reciben entrenamiento militar básico.

En julio, por ejemplo, los niños de Belgorod se dieron a sí mismos distintivos de llamada (uno de ellos adoptó “Sledgehammer”) y participaron en ejercicios que incluían el uso de armas automáticas, el montaje de una ametralladora y la superación de una carrera de obstáculos.

El gobernador de Bélgorod, Viacheslav Gladkov, propuso realizar periódicamente ejercicios con escolares y preescolares.

En Krasnodar, en mayo, decenas de niños que no parecían tener más de siete u ocho años desfilaron con uniformes del Ejército y la Marina, algunos empuñando armas automáticas de imitación, mientras pasaban junto a los dignatarios en un podio.

Informe revela que el Gobierno de Rusia maneja una red de campos donde ha retenido a miles de niños ucranianos desde el comienzo de la guerra

En un desfile celebrado en la ciudad de Vologda, un niño pequeño saludó y le dijo a un funcionario: “¡Comandante del desfile! El desfile está listo. Soy la comandante Uliana Shumelova”.

Escenas similares se han desarrollado desde Sajalín, en el Lejano Oriente de Rusia, hasta Yeisk, en el mar de Azov. Algunos de los niños parecen emocionados, otros desconcertados. En Yeisk, un niño de preescolar encabezó la marcha de los guardias fronterizos, mientras sus compañeros coreaban: “Uno, dos, tres. ¡Izquierda, izquierda, izquierda!”

La mayoría de los niños en estos desfiles visten algún tipo de uniforme militar y tratan de marchar al paso sin mucho éxito. Con frecuencia llevan fotografías de héroes militares rusos.

También se celebra el simbolismo de lo que el Kremlin llama “Operación Militar Especial” en Ucrania. En la ciudad de Astrakhan, los niños de guardería vestían uniformes y tenían vehículos de juguete adornados con la letra Z, un símbolo propagandista utilizado para mostrar apoyo a la guerra de Ucrania.

Los escolares reciben una charla de un soldado del Ejército ruso. (Crédito: Institución Educativa Municipal “Casa Ilyinsky de la Creatividad Infantil”)

El Ministerio de Defensa amplió su alcance a las escuelas con un programa muy publicitado, el Árbol de los Deseos de Navidad, similar a la Fundación Make-A-Wish, en la que el propio ministro, Sergei Shoigu, ha participado activamente.

Shoigu invitó a una niña de 9 años llamada Daria, de Udmurtia, al desfile del Día de la Victoria en Moscú en mayo. Otros niños visitaron helicópteros militares y el museo de la Defensa Aérea.

La próxima generación se prepara para el servicio militar

También se espera que los niños rusos contribuyan al esfuerzo bélico de manera práctica. El partido gobernante Rusia Unida lanzó un programa en Vladivostok en el que escolares cosen pantalones y gorras para soldados (según el patrón del partido).

En Vladimir, los niños han estado cosiendo pasamontañas para los militares en lecciones laborales, como parte de una campaña llamada “Cosemos para nuestros hombres”.

A los estudiantes de una escuela técnica en Voronezh se les encomendó la tarea de fabricar estufas móviles y velas de trinchera para el ejército ruso. Las adolescentes discapacitadas de Ussuriysk fueron reclutadas para coser cintas para la cabeza y vendajes de “amigos o enemigos” para el Distrito Militar del Norte. Y en Buriatia, en el Lejano Oriente ruso, huérfanos cosieron amuletos de “buena suerte” para los soldados que luchaban en Ucrania.

También hay campañas de envío de cartas. “Los niños de cinco años del jardín de infantes responden con confianza”, anunció un medio de comunicación local en Chitá. “Antes de sellar el sobre triangular, colorearon cuidadosamente la imagen del luchador”.

Todas estas actividades se publicitan en los medios regionales como parte de un esfuerzo más amplio para reunir el espíritu patriótico en apoyo de la campaña de Ucrania.

También se anima a los adolescentes a competir en los llamados Juegos Deportivos Militares Juveniles.

Acaba de concluir la final de distrito en la región de Oremburgo. 180 atletas de 14 equipos, incluidas las regiones anexionadas ilegalmente de Ucrania, participaron en diversas competiciones: lanzamiento de granadas, ejercicios de entrenamiento, superación de una carrera de obstáculos y montaje de un rifle de asalto Kalashnikov, almacenamiento de equipos y un cuestionario de historia militar.

Los niños ucranianos desafían las bombas rusas al regresar a la escuela Niños rusos estudian en Argentina luego de escapar de la guerra 3:35

El objetivo, según el Ministerio de Defensa, es “cultivar un sentido de asistencia mutua y apoyo de camaradería, altas cualidades morales y psicológicas, así como preparar a la generación más joven para el servicio en las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa”.

Los militares también visitan las escuelas. Los niños de Buriatia hablaron de la visita de un soldado herido que afirmó haber luchado contra mercenarios polacos en Ucrania y dijo que los propios ucranianos “no quieren luchar y están siendo obligados”.

Al menos algunos profesores que no estaban muy entusiasmados con los cambios, fueron sustituidos, aunque es difícil saber cuántos. La directora de una escuela de Perm dimitió tras ser criticado por activistas pro guerra. Se había mostrado reacia a recibir clases sobre el SMO.

También es difícil evaluar cómo se sienten los padres ante la introducción de un plan de estudios más militarista. Algunos padres han expresado su oposición, pero la mayoría parece apoyar esta campaña militar-patriótica, si hay que creer en las encuestas de opinión pública.

La agencia estatal de noticias RIA Novosti informó que, según una encuesta, el 79% de los padres apoyan que se muestren videos sobre la guerra a sus hijos.

Los comentarios en las redes sociales sugieren que muchos rusos sienten que su país está rodeado y condenado al ostracismo por potencias hostiles. Su única opción es defenderse. Ese mensaje, recalcado por el presidente y los medios estatales, ahora se está llevando a las escuelas de Rusia.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.