Las claves de la modificación del impuesto a las ganancias que podría convertirse en ley esta semana en Argentina

(CNN Español) — El Ministerio de Economía de Argentina anunció el lunes 11 de septiembre que eliminará el impuesto a las ganancias para 800.000 trabajadores y jubilados.

Sergio Massa, ministro de Economía y actual candidato a presidente, habló ante trabajadores frente al ministerio después de una reunión con dirigentes sindicales, y afirmó: “Hemos decidido enviar al Congreso Nacional una ley que elimina la cuarta categoría del impuesto a las ganancias para todos los trabajadores y jubilados de Argentina”.

“Para mí el salario no es ganancia, es remuneración”, agregó el candidato por el oficialismo.

En un comunicado, la cartera agregó que solo pagarán el impuesto los contribuyentes de mayores ingresos, superiores a 15 salarios mínimos vitales y móviles mensuales de quienes puso como ejemplo a trabajadores con cargo como CEO, gerencias, subgerencias, puestos calificados y con “jubilaciones y pensiones de privilegio”.

Anuncian cambios en el Impuesto a las Ganancias en Argentina: ¿qué implica, quiénes seguirán pagándolo y desde cuándo estará vigente?

Massa también señaló que el nuevo piso del mínimo no imponible pasará a ser de $ 1,7 millones (equivalente a unos US$ 2.370 si se toma la cotización del dólar informal) para que rija desde el 1 de octubre. Es decir, solo quienes cobren salarios por encima de ese número pagarán el impuesto.

Desde septiembre de 2023, abonaban el impuesto a las remuneraciones brutas mensuales los trabajadores con salarios por encima de $ 700.875, (equivalente a US$ 977, según la cotización del dólar paralelo).

Impuesto a las ganancias: puntos claves del proyecto

El impuesto a las ganancias, según información oficial, es un impuesto nacional que se deduce de los haberes o rentas obtenidos durante el año calendario, es decir sobre el salario de los trabajadores en Argentina.

La medida que impulsa Massa tiene como objetivo:

Gravar exclusivamente a los ingresos con un impuesto cedular —es decir, separado de la determinación de la escala progresiva actual—, que superen el equivalente a 15 salarios mínimos, vitales y móviles mensuales —en la actualidad, equivale a $ 1.770.000 o US$ 2.300 (a la cotización del dólar informal)— actuando dicho importe como un mínimo no imponible.
El nuevo impuesto tendrá una alícuota progresiva sobre el excedente, que va de 27% a 35%, y que se actualizará con el valor del salario mínimo dos veces por año. El salario anual complementario, o aguinaldo, estará exento del pago del gravamen. Se considera, según el proyecto, al comienzo del período fiscal el valor del salario mínimo, vital y móvil vigente al 1 de enero del 2024. El valor del salario mínimo, vital y móvil se actualizará el 1 de julio de cada año fiscal, considerando el valor del haber mínimo vigente a esa nueva fecha. Lo trata el Senado

Luego del anuncio, la cámara de Diputados dio media sanción al proyecto el martes de la semana pasada.

La propuesta obtuvo 135 votos a favor, aportados por los bloques Frente de Todos, la izquierda, los libertarios, federales, Provincias Unidas, y los dos gobernadores electos de Santa Cruz, Claudio Vidal, y de Neuquén, Rolando Figueroa. Mientras que el bloque de Juntos por el Cambio rechazó la iniciativa.

Ahora, el proyecto se tratará este jueves en el Senado, luego de obtener la semana pasada dictamen de mayoría en una reunión de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la cámara alta. En caso de obtener los votos necesarios en el recinto, la propuesta se convertirá en ley.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.