Los Economistas creen que la fiscalidad sobre la riqueza aportaría unos 200 millones más sin los agujeros de Madrid en el impuesto de patrimonio

El grueso de los impuestos a la riqueza está gestionado por las comunidades autónomas, una situación que genera un trato fiscal distinto —y una diferente recaudación— en función del territorio. Los expertos en fiscalidad del Consejo General de Economistas (REAF-CGE) estiman que el impuesto sobre el patrimonio, que gestionan los Gobiernos regionales, recaudaría casi 700 millones más, hasta los 2.000 millones al año, si Madrid no lo bonificara al 100%. Esta cifra, que el organismo ha presentado este lunes en su informe Tributación de la riqueza: estado de la cuestión, también supera en unos 200 millones lo recaudado conjuntamente por este impuesto y el nuevo tributo solidario sobre las grandes fortunas, que Hacienda ha exigido por primera vez este año a los contribuyentes con bienes y derechos valorados en más de tres millones de euros.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.