Ophelia sigue debilitándose a medida que avanza por la costa este y causa fuertes lluvias desde Carolina del Norte hasta Nueva Jersey

(CNN) — Ophelia, ahora un ciclón postropical, continúa debilitándose a medida que avanza sobre el Atlántico medio este domingo, dejando a casi nueve millones de personas desde Long Island hasta el sur de Maryland bajo alertas de inundaciones costeras.

Las áreas desde el este de Pensilvania hasta el sur de Long Island podrían ver fuertes lluvias este domingo, lo que podría dar lugar a casos dispersos de inundaciones repentinas. El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que las inundaciones podrían ser lo suficientemente importantes como para cerrar carreteras y poner en peligro viviendas y negocios en algunas zonas.

Según los meteorólogos, las fuertes lluvias se desplazarán el domingo hacia el noreste, a partes de Nueva Inglaterra y el norte del Atlántico medio, a medida que Ophelia, que se está debilitando, continúe su recorrido por la costa este.

“Las fuertes lluvias asociadas crearán principalmente zonas localizadas de inundaciones repentinas, siendo las zonas urbanas, las carreteras y los pequeños arroyos los más vulnerables”, dijo el Centro de Predicción Meteorológica.

La ciudad de Nueva York emitió un aviso de viaje hasta este domingo, advirtiendo de un “evento de lluvia de larga duración”.

“Aunque los días más cálidos del verano han quedado atrás, los neoyorquinos deben tomar precauciones ante la previsión de fuertes vientos y lluvias durante nuestro primer fin de semana de otoño”, dijo el comisionado de Gestión de Emergencias de la ciudad de Nueva York, Zach Iscol.

Trayectoria de Ophelia en vivo: dónde está en tiempo real y a dónde se dirige

A los neoyorquinos que viven en sótanos en zonas inundables se les pidió que se prepararan para trasladarse a terrenos más elevados y evitar circular por calles inundadas o entrar en estaciones de metro inundadas.

Este sábado también se emitió una advertencia de inundación costera para las comunidades de Atlantic City, en Nueva Jersey, donde se cerraron varias carreteras debido a las inundaciones.

“Con la marea alta justo ahora a lo largo de la costa atlántica, recibimos numerosos informes de comunidades costeras de inundaciones de calles y cierres de carreteras”, publicó la oficina del servicio meteorológico en Mount Holly en X, antes Twitter.

Ophelia era una tormenta tropical con fuerza casi de huracán cuando tocó tierra cerca de Emerald Isle, Carolina del Norte, el sábado temprano, dejando sin electricidad, inundando las calles costeras y obligando a rescates. Se declararon estados de emergencia en Virginia, Carolina del Norte y Maryland.

El ciclón se debilitó a lo largo del día y se disolvió en una depresión postropical el sábado por la noche, con pocas previsiones de cambio de intensidad en los dos días siguientes.

Ahora, se espera que Ophelia, con vientos sostenidos de 35 mph, siga moviéndose sobre el sureste de Virginia y luego sobre la península de Delmarva el domingo, antes de disiparse el lunes, según el Centro Nacional de Huracanes.

Por ahora, las principales amenazas que representa Ophelia son:

Peligrosas condiciones oceánicas: El oleaje podría generar “olas potencialmente mortales y condiciones de corrientes de resaca”, dijo el centro de huracanes. Estas condiciones afectarán a gran parte de la costa este durante todo el fin de semana, dijo el centro. Fuertes lluvias: Partes del Atlántico medio desde el centro-norte de Carolina del Norte a través de Nueva Jersey podrían recibir de 2,5 a 7,6 cm de lluvia, con algunas zonas de hasta 12,7 cm. Alrededor de 2,5 a 7,6 cm de lluvia también podría caer a través del sureste de Nueva York a través del sur de Nueva Inglaterra. Inundaciones: El Centro de Predicción Meteorológica advierte de un ligero riesgo de lluvias excesivas sobre partes del norte del Atlántico medio y el sur de Nueva Inglaterra desde este domingo hasta el lunes por la mañana. “Las fuertes lluvias asociadas crearán principalmente en áreas localizadas de inundaciones repentinas, con las zonas urbanas, carreteras y pequeños arroyos como los más vulnerables”, dijo el servicio meteorológico. Carreteras inundadas en Carolina del Norte

Cuando Ophelia comenzó a azotar Carolina del Norte, la marejada ciclónica inundó zonas costeras y ensenadas del estado durante la noche, con ráfagas de viento de 117,5 km/h que golpearon Cape Lookout, a lo largo de los Outer Banks del estado.

Cinco personas, entre ellas tres niños, a bordo de un velero anclado fueron rescatadas el viernes de Lookout Bight, según informaron las autoridades.

El grupo se enfrentó a vientos de 56,3 a 64,3 km/h y un oleaje de 1,8 a 2,4 metros, según los guardacostas estadounidenses.

“El propietario de la embarcación no se sentía cómodo en el canal y solicitó ser rescatado”, dijo la Guardia Costera. No hubo heridos.

Mientras tanto, algunas zonas se enfrentaban a la marejada ciclónica, una subida anormal del agua generada por la tormenta.

Un sector de Washington se desbordó con la lluvia de la tormenta tropical Ophelia el sábado. (Foto: J. David Ake/AP)

Se advirtió a los residentes de Washington, Carolina del Norte, que “evitaran el centro de la ciudad” el sábado, ya que la marejada de Ophelia, de 0,9 a 1,2 metros de altura, había desbordado la zona del paseo marítimo de la ciudad, según un mensaje publicado en Facebook.

En New Bern, que se asienta a lo largo de dos ríos en Carolina del Norte a unos 193 kilómetros al este de Raleigh, las carreteras estaban inundadas y el agua se deslizaba hacia el interior a medida que los niveles subían en el centro de la ciudad, dijeron funcionarios de la ciudad en Facebook. Las fotos publicadas en la página de la ciudad en las redes sociales muestran un parque infantil inundado y patos nadando por las calles anegadas.

Los equipos de emergencia de New Bern levantaron barricadas en las zonas inundadas de la ciudad, incluido el parque Union Point, que “parece un lago”, dijeron las autoridades municipales el sábado por la mañana.

El sábado, hasta 70.000 hogares y empresas de Carolina del Norte y Virginia se quedaron sin electricidad debido a los vientos que azotaban la costa. Muchos de esos clientes habían restablecido el suministro al final del día, según poweroutage.us.

Lauren Mascarenhas, Aya Elamroussi, Melissa Alonso y Artemis Moshtaghian, de CNN, contribuyeron a este artículo.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.