OPINIÓN | La narrativa sobre Taylor Swift y Travis Kelce tiene un lado tóxico

Nota del editor: Frankie de la Cretaz es una periodista independiente cuyos textos se sitúan en la intersección de los deportes y el género. Es coautora de “Hail Mary: The Rise and Fall of the National Women’s Football League”, y su trabajo se ha publicado en The New York Times, The Atlantic, Sports Illustrated y otros medios. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora. 

(CNN) — Taylor Swift fue noticia en los medios deportivos luego de que asistiera al partido de los Chiefs de Kansas City este domingo, sentada junto a la madre del ala cerrada Travis Kelce, Donna. Su aparición puso fin a un período frenético de especulación, en el que la fábrica de rumores estuvo trabajando horas extras acerca de si Swift y Kelce eran, de hecho, un tema.

Hay un evidente atractivo narrativo en una posible relación entre uno de los jugadores más populares de la NFL y una de las artistas de música pop más famosas, como si la letra de un cuento de hadas de una de las primeras canciones de Swift cobrara vida. Dejando de lado la proliferación de juegos de palabras en canciones por doquier, está por verse si el próximo álbum de Swift tendrá o no letras sobre Kelce; su enredo es todavía bastante nuevo e indefinido. E independientemente de si los dos siguen saliendo a largo plazo o nunca se vuelven a ver, la forma en que los medios deportivos han manejado las noticias sobre la posible relación revela mucho sobre la manera en que el privilegio masculino heterosexual todavía impregna gran parte de la cultura dominante.

Algo de contexto: hace casi un mes, Kelce mencionó en su podcast que quiso darle a Swift una pulsera de la amistad con su número durante la parada de su gira “Eras” en su ciudad. No lo consiguió y admitió que estaba “enfadado” por no haber podido hablar con ella. El equipo de Swift pareció intentar acallar discretamente los rumores de que estaban saliendo.

Sin embargo, los hombres parecían empeñados en mantener los rumores. El hermano de Kelce, Jason, centro de los Philadelphia Eagles, participó en un podcast y bromeó al decir que los rumores eran “100% ciertos”, lo que provocó que los medios de comunicación publicaran titulares “confirmando” la relación.

Mientras los medios deportivos echaban humo ante la idea de que Kelce y Swift fueran pareja, ella no dijo absolutamente nada, siguió dejándose fotografiar con mujeres famosas y se le vio en los MTV Video Music Awards halagando a todas y cada una de las mujeres presentes.

OPINIÓN | La narrativa de los medios sobre el divorcio de Joe Jonas y Sophie Turner no funcionará

La lista de canciones de su nuevo álbum “1989 (Taylor’s Version)” estaba a punto de salir a la luz, la cantante se paseaba con Sophie Turner, pero parecía que nada podía eliminar a “Travis Kelce” de los resultados de búsqueda cuando se escribía su nombre.

Finalmente, este jueves, a Kelce se le preguntó directamente sobre los rumores en “The Pat McAfee Show”. Se echó para atrás y desvió rápidamente del tema, al asegurar que le dijo: “Te he visto rockear el escenario en Arrowhead (el estadio). Tendrías que venir a verme a mí en Arrowhead y ver cuál está un poco más prendido”.

Parece que Swift decidió aceptar su oferta. Sin embargo, el hecho de que lo hiciera — y la reacción de proporciones descomunales de todos los medios de comunicación y de su público — hizo que la cobertura mediática anterior fuera aún más preocupante. Porque, al fin y al cabo, tanto si Swift y Kelce están saliendo como si no, los chicos y hombres que consumen los medios deportivos ingirieron mensajes increíblemente dañinos sobre el privilegio, el consentimiento y la forma de conquistar a la chica.

Swift ha sido increíblemente vocal acerca de lo mucho que le disgusta cuando la gente especula sobre su vida sentimental. No le gusta que la conozcan por los hombres con los que sale. La avalancha de podcasts, las publicaciones en las redes sociales y las referencias en el juego a una posible relación entre la cantante y el ala cerrada — antes de que hubiera ningún estímulo o confirmación por su parte — parece una completa falta de respeto a sus deseos y límites.

“Siento que ver mi vida amorosa se ha convertido un poco en un pasatiempo nacional”, dijo a Rolling Stone en 2014. “Y simplemente ya no me siento cómoda proporcionando ese tipo de entretenimiento. No me gusta ver presentaciones de diapositivas de chicos con los que aparentemente he salido. No me gusta dar a los cómicos la oportunidad de hacer chistes sobre mí en las entregas de premios”.

“No me gusta que los titulares digan ‘Cuidado, hermano, va a escribir una canción sobre ti’, porque trivializa mi trabajo. Y sobre todo, no me gusta cómo todos estos factores se suman para aumentar tanto la presión en una nueva relación que esta se apaga antes incluso de tener la oportunidad de empezar”.

No solo eso, la mujer ha escrito múltiples álbumes sobre cómo las relaciones son mejores cuando se mantienen en secreto y nadie las conoce. “No hablo de mi vida personal con gran detalle”, dijo Swift a Glamour en 2012. “Escribo sobre ello en mis canciones, y siento que puedes compartir lo suficiente sobre tu vida en tu música para que la gente sepa por lo que estás pasando”.

Toda esta vorágine de atención parece un puñado de hombres hilando una narrativa que ellos quieren crear, sin el estímulo de la mujer que está al otro lado. Un puñado de periodistas masculinos dando palmaditas en la espalda a un tipo por haber salido con la chica más atractiva de la escuela, a pesar de que la chica ni siquiera le ha dirigido una mirada ni ha expresado interés alguno por él.

El presentador de ESPN First Take, Stephen A. Smith, bromeó al decir que sinceramente duda que Kelce encuentre a alguien con más éxito que [Swift], y añadió que “a los campeones les gustan las campeonas”. Kelce trató de desviar la respuesta a las preguntas de dos comentaristas de los Chiefs mientras trataban de convencerlo para que volara y se reuniera con ella en su espectáculo en el estadio SoFi.

Un podcast de Barstool Sports comentó en un lenguaje vulgar y degradante que Kelce se estaba perdiendo potencialmente un partido porque estaba “demasiado ocupado” intimando con Swift. El comentarista Colin Cowherd especuló que los dos se casarían, de igual manera el podcast Undrafted Amateurs, dijo: “Travis Kelce parece que tiene esa fanfarronería … para tirar de un T Swifty”.

Todo esto es importante porque los niños y los hombres consumen estos contenidos e interiorizan los mensajes que les transmiten. Están aprendiendo que si eres lo suficientemente persistente, puedes cansar a una mujer y al final te dirá que sí. Esa narrativa se ve reforzada por las comedias románticas, en las que el acoso suele tener un final feliz. O los tropos del cine sobre el buen chico tenaz que no acepta un no por respuesta y al final consigue a la chica.

Es por eso que la mayoría de las mujeres heterosexuales que han estado alguna vez en una aplicación de citas tienen historias de terror sobre los hombres que siguen enviándoles mensajes una y otra vez a pesar de que no muestran ningún interés. Hubo una tendencia de mujeres que publicaban capturas de pantalla de mensajes de hombres que les enviaban mensajes durante años a pesar de que las propias mujeres no los animaban: MEL Magazine lo llamó “suplicar al vacío”.

Tanto si esa era la intención como si no, la cultura de vestidores que surgió de los medios deportivos sobre esta historia fue fea y martillea en casa los problemas de sexismo y misoginia que todavía existen en el mundo de los deportes masculinos y la forma en que tantos hombres se sienten con derecho a las mujeres y a su atención.

Incluso después de que apareciera en el partido de los Chiefs, el equipo de relaciones públicas de Swift parecía ansioso por gestionar las expectativas de la incipiente relación. “Taylor está muy centrada en el trabajo ahora mismo y en salir con sus amigas”, dijo una fuente a la revista People. “Travis la invitó al partido y, por supuesto, ella dijo ‘sí’ (…) Simplemente pensó que era una forma fantástica de pasar el domingo”.

Está por verse si los fans y los medios captarán la indirecta.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.