EE.UU. ataca dos instalaciones vinculadas a las milicias apoyadas por Irán en Siria tras una serie de ataques contra fuerzas estadounidenses en Medio Oriente

(CNN) — Estados Unidos llevó a cabo este jueves ataques aéreos contra dos instalaciones vinculadas a las milicias apoyadas por Irán en el este de Siria, según una declaración del secretario de Defensa Lloyd Austin, tras una serie de ataques con drones y cohetes contra las fuerzas estadounidenses en la región.

Según el comunicado, las instalaciones han sido utilizadas por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC) y grupos afiliados.

Austin describió los ataques, que fueron ordenados por el presidente Joe Biden, como “estrictamente adoptados en defensa propia” e hizo hincapié en que son independientes del conflicto en curso en Gaza. Acusó directamente a Irán de tener un papel en los ataques contra las fuerzas estadounidenses, diciendo en el comunicado: “Irán quiere esconder su mano y negar su papel en estos ataques contra nuestras fuerzas. No se lo permitiremos”. Austin también prometió más ataques si continúan los ataques de los grupos vinculados a Irán.

El gobierno de Biden ya ha realizado ataques contra milicias con anterioridad, pero en un momento de enorme tensión, Estados Unidos quiere enviar un mensaje contundente a Irán y a las milicias para que no intensifiquen sus ataques y desencadenen un conflicto más amplio en Medio Oriente. La región está en vilo mientras prosigue la guerra entre Israel y Hamas, desencadenada por el brutal atentado terrorista de Hamas del 7 de octubre.

Estados Unidos mata al líder del ISIS en Siria en un ataque con drones, según el Comando Central

A primera hora de este jueves, Estados Unidos anunció el despliegue de unos 900 soldados en Medio Oriente, con la posibilidad de que sean muchos más. Estados Unidos también ha trasladado dos grupos de ataque de portaaviones al Mediterráneo oriental y un grupo anfibio listo más cerca de Israel, en aguas de Medio Oriente.

Los ataques se producen tras un creciente número de ataques contra las fuerzas estadounidenses en Iraq y Siria desde el 17 de octubre. Hasta este jueves por la tarde, las fuerzas estadounidenses habían sido atacadas al menos 12 veces en Iraq y cuatro veces en Siria, con el resultado de 21 militares heridos. El Pentágono informó que todas las heridas eran leves y que los soldados se reincorporaron al servicio. Un contratista civil estadounidense sufrió un infarto mortal como consecuencia de una falsa alarma en una de las bases de Iraq.

La advertencia de EE.UU. a Irán

Este miércoles, Biden lanzó una enérgica advertencia a Irán sobre el ataque de sus apoderados contra las fuerzas estadounidenses en la región. “Mi advertencia a los ayatolás fue que si seguían avanzando contra esas tropas, responderemos, y deben estar preparados”. Biden también dijo que la presencia de tropas estadounidenses en Iraq y Siria se centra en la campaña para derrotar a ISIS y no está relacionada con el conflicto en curso en Israel.

Pero el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Hossein Amir-Abdollahian, no intentó rebajar las tensiones este jueves en una sesión de emergencia de la Asamblea General de la ONU, al afirmar que Estados Unidos “no se librará de este fuego” si no termina la guerra en Gaza. A principios de esta semana, el ministro había declarado que Irán había recibido dos mensajes de Estados Unidos, aunque no quiso decir cómo ni cuándo habían sido entregados. El primer mensaje decía que Estados Unidos no estaba interesado en una mayor expansión del conflicto, afirmó, mientras que el segundo instaba a Irán y a sus socios a la autocontención.

Inteligencia revela que milicias respaldadas por Irán están preparadas para intensificar sus ataques contra las fuerzas de EE.UU. en el Medio Oriente

El último ataque estadounidense conocido contra milicias respaldadas por Irán en la región se produjo en marzo, cuando el ejército atacó una instalación que, según dijo, utilizaban grupos afiliados al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán. Fue la continuación de una serie similar de ataques con drones y cohetes contra instalaciones estadounidenses en la región.

El secretario de prensa del Pentágono, el general de brigada Pat Ryder, dijo este jueves que EE.UU. “siempre se reservará el derecho a la autodefensa” y que si EE.UU. decide tomar represalias por los ataques con drones y cohetes será “en el momento y lugar que elijamos”.

Ante el aumento de la amenaza de ataques, el Departamento de Defensa está enviando rápidamente defensas aéreas adicionales a Medio Oriente. Esos sistemas incluyen una batería THAAD, que es un sistema de defensa aérea de alcance medio, baterías Patriot de largo alcance y sistemas de defensa aérea Avenger de corto alcance. El Pentágono se negó a decir exactamente cuándo llegarían o dónde estarían estacionados.

Estados Unidos también está proporcionando dos sistemas de defensa aérea Iron Dome a Israel para sus propias necesidades.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.