ANÁLISIS | ¿Se parece Milei a otros líderes y partidos de ultraderecha como Trump, Bolsonaro o Vox?

(CNN Español) — Javier Milei, el presidente electo de las elecciones presidenciales de Argentina, se presentó como un “outsider” con un discurso agresivo y directo contra los políticos tradicionales que recuerda a otros líderes del mundo, como los expresidentes de Estados Unidos, Donald Trump o el de Brasil, Jair Bolsonaro.

Sin embargo, este discurso tuvo un giro tras la primera vuelta electoral, en la que Milei quedó en segundo lugar, después de Sergio Massa, candidato del oficialismo, con quién ira a balotaje el 19 de noviembre. Ahora que se impuso por sobre Sergio Massa, el candidato del oficialismo, queda ver cuál será su estilo y por qué se distinguirá su presidencia.

¿En qué se parece Milei a otros políticos de ultraderecha y cuáles son sus diferencias?

Resultados y resumen de las elecciones Argentina 2023: Massa y Milei van a balotaje

Milei, Trump y Bolsonaro: ¿ideas similares?

¿Se parece Javier Milei, presidente electo por La Libertad Avanza en Argentina, a Donald Trump, expresidente de Estados Unidos y a Jair Bolsonaro, expresidente de Brasil?

Javier Milei dijo en agosto de 2023: “Nuestro alineamiento de geopolítica es Estados Unidos e Israel. Esa es nuestra política internacional. Nosotros no nos vamos a alinear con comunistas”.

Donald Trump dijo en 2019: “El socialismo y el comunismo tienen que ver sólo con el poder para la clase dominante. Hoy repito para el mundo un mensaje que he transmitido en casa: Estados Unidos nunca será un país socialista”.

Jair Bolsonaro dijo en 2021: “Brasil tiene un presidente que cree en Dios, respeta la constitución, valora la familia y le debe lealtad a su pueblo. Y eso es mucho, si tenemos en cuenta que estábamos al borde del socialismo”.

Para José Natanson, director de Le Monde Diplomatique, “hay un aire de familia entre los diferentes líderes de extrema derecha en diferentes países del mundo. También hay muchas diferencias”.

Milei se define como “liberal libertario”, se declara “anarcocapitalista” y pregona la libertad de mercado y la idea de un Estado mínimo. Pero también se presenta como afín a Donald Trump y a Jair Bolsonaro y ha expresado más de una vez su simpatía hacia ellos.

Incluso con el expresidente de Brasil han intercambiado elogios: “Hermanos brasileros, no se dejen avanzar por el presidiario comunista Lula, voten a Jair Bolsonaro”, dijo Milei en 2022.

Bolsonaro, por su parte, dijo en agosto de 2023 que con Milei tiene “muchas cosas en común. Para empezar, que nosotros queremos el bien de nuestros países. Nosotros defendemos la familia, la propiedad privada, el libre mercado, la libertad de expresión, el legítimo derecho a la defensa (…) Yo le deseo mucha suerte ahí, en Argentina y si dios quiere iré a visitarlo a la brevedad”.

Días antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Argentina, Bolsonaro le envió otro mensaje de apoyo a Milei. Y el 22 de octubre, día de la votación, su hijo Eduardo estuvo presente en el búnker de LLA. Finalmente, el 19 de noviembre, cuando Milei se impuso en el balotaje ante Sergio Massa, Bolsonaro usó su cuenta de X —antes Twitter— para felicitar al libertario: “Felicitaciones al pueblo argentino por su victoria. La esperanza vuelve a brillar en Latinoamérica”.

Y añadió: “Que estos buenos vientos lleguen a Estados Unidos y a Brasil para que la honestidad, el progreso y la libertad vuelvan a todos nosotros”.

Natanson explica que esos puntos comunes están “sobre todo enfocados en el reaccionarismo cultural, el ultraconservadurismo”. Además, según Natanson,”hay también unas coincidencias más de estilo. Esta cosa extravagante, antisistema, de identificación de un enemigo, de un adversario, puede ser la casta, pueden ser los inmigrantes… Puede ser cualquier cosa. Esa operación populista, dirían algunos, está”.

Contra la casta política

Milei se presentó durante toda la campaña como el representante de la “anticasta política”, una referencia a lo que, según él, es la clase política argentina tradicional, según su visión, solo ocupada en sus propios intereses. “Hemos logrado construir esta alternativa competitiva que no solo dará fin al kirchnerismo, sino que además dará fin a la casta parasitaria, chorra e inútil que hunde este país”, había dicho tras su victoria en las PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias)​.

Sin embargo, en su discurso tras la primera vuelta electoral, las alusiones contra la “casta” casi desaparecieron y se concentraron en el kirchnerismo, uno de los ejes de la campaña de Patricia Bullrich, la candidata de Juntos por el Cambio que quedó fuera de la segunda vuelta y expresó su apoyo a Milei.

Tras la segunda vuelta, con el apoyo de parte del arco político, entre los que se incluyen el expresidente Mauricio Macri y de varios miembros de su partido, el discurso del libertario utilizó el mismo tono pero solamente para atacar a sus contrincantes y no a todo el espectro político. El kirchnerismo es el depositario de sus ataques, al que ha calificado de “organización criminal” y de ser “lo peor que le ha pasado a la Argentina”, entre otros epítetos.

Aunque Trump no se refiere concretamente a “la casta”, habla del “establishment” o las corporaciones de Washington.

ANÁLISIS | Milei, el “león” que ya no le ruge a “la casta”

José Natanson analiza que Milei “comparte con Bolsonaro y con Trump el hecho de que su ascenso es producto de un rush muy rápido. O sea, cuatro, cinco o seis meses antes de que Bolsonaro se convirtiera en presidente eran muy pocos los brasileros que pensaban que podía ser presidente. Con Trump pasó algo parecido (…) Unos meses después se convirtió en presidente”.

“Con Milei pasa lo mismo. Hay una subestimación, hay un esto acá no puede pasar. Hay un montón de argumentos que se construyen diciendo un personaje de este tipo no puede ser presidente de Argentina, Brasil, de Uruguay, hasta que, hasta que llega”, y los resultados lo confirman: después del balotaje, Milei es el presidente electo de Argentina.

Javier Milei dice ser un “liberal libertario”: ¿qué significa?

Los tres comparten el modo agresivo y despectivo de referirse a quienes eligen como contrincantes, a “la casta” o el establishment, a los que dicen no pertenecer, aunque Milei fue asesor de grandes corporaciones argentinas, Trump un reconocido empresario multimillonario de Manhattan y Bolsonaro fue diputado durante casi 20 años. También comparten la crítica y ataques al periodismo.

Sin embargo, no son los únicos que usan estos términos y modos. Otros líderes de extrema derecha del mundo dicen cosas similares.

Santiago Abascal, presidente del partido Vox en España, se ha pronunciado contra lo que llama la casta sindical:  “El duopolio sindical hace mucho tiempo que se ha divorciado de la realidad de los trabajadores (…) y sufrimos el paro más alto de Europa y mientras tanto la casta del duopolio sindical se ha convertido en un ministerio socialista”.

Marine Le Pen, diputada francesa y expresidenta del partido Agrupación Nacional, conocido hasta 2018 como Frente Nacional, tiene posiciones similares: “Hay que cerrar el paso a esta casta que nos gobierna con arrogancia, este poder de unos pocos al beneficio de unos pocos, este poder del compadreo en el que reina la cooptación y el nepotismo”.

Otro de los puntos en común de estos políticos son sus críticas y ataques al periodismo. Milei no ha ahorrado críticas y comentarios despectivos hacia ciertos sectores de la prensa y elige cuidadosamente a quiénes les concede entrevistas.

Esta cercanía discursiva hace que haya interacción entre varios líderes de ultraderecha del mundo, que se feliciten por sus triunfos en las urnas y se apoyen públicamente, así como lo hicieron Bolsonaro y Abasacal a Milei tras las elecciones.

“Ningún argentino va a votar a Milei diciendo ‘no, como lo apoya Vox, voy a votar a Milei’. No funcionan así las cosas”, dijo Natanson antes del balotaje. “Pero sí puede haber sostén o ayuda mutua a otro nivel. Se pueden facilitar tecnología electoral, encuestas, consultores, apoyo económico llegado el caso, digo, los Gobiernos de izquierda en América Latina lo hicieron, Chávez lo ayudaba a Lula, a Lula lo ayudan a Chávez incluso antes de que fueran presidentes, digamos, ¿no?”.

Similitudes y diferencias en cuanto a economía

Hay un estilo discursivo con varias coincidencias, pero si hablamos de economía, ¿están también tan de acuerdo? ¿Tiene Milei ideas económicas similares a Trump o Bolsonaro?

“La idea económica, en principio, que es bastante discursiva, es la baja del gasto público, pero que tiene que ver más con algo político que necesariamente con algo económico”, dice el economista Javier Marcus.

Entre las propuestas de Milei están abrir la economía, eliminar regulaciones y mantener un Estado mínimo para bajar el déficit fiscal, privatizando empresas estatales, eliminando ministerios y organismos estatales de investigación científica, pero la propuesta que más impactó y copó la agenda pública es la de sacar el peso de circulación ―dolarización― como solución para terminar con la inflación pues, en palabras del propio Milei, “esto terminaría con la estafa que es el peso”. Sin embargo, de acuerdo con Marcus, nunca se ha promovido la dolarización en un país tan grande como Argentina.

Dolarización: ¿qué pasaría si el plan de Milei se aplicara y Argentina cambiara su moneda?

“Sería probar a ver qué sucede. Apertura irrestricta o unilateral en un país como Argentina tampoco ha sucedido. Gobierno libertario en sí, en su concepción, no sucede en ningún país”, asegura Marcus.

Pero hay algunas diferencias entre las propuestas de Milei con las de otros líderes de derecha que ya gobernaron.

“Trump, Bolsonaro y Milei hablan de bajar impuestos. Ese podría ser un punto en común, pero ese bajar impuestos a Trump le generó un aumento del déficit y a Bolsonaro también. Es más, fue muy criticado incluso por sus propios ministros por aumentar el déficit fiscal, cosa que Milei dice que no hará y habla de tener un déficit cero. Así que obviamente ahí se diferencian”, asegura Marcus.

En sus discursos, Trump y Bolsonaro hablan continuamente de hacer crecer el país hacia dentro de la industria local, pero Milei habla de una apertura unilateral de Argentina al mundo: es decir, permitiría la importación de productos industriales”, establece Marcus.

Y aunque es difícil saber qué medidas tomaría Milei en caso de llegar al poder, las propuestas económicas que pregona no son las mismas que las de Trump y Bolsonaro.

“Es difícil saber cuál es la idea económica de Milei, pero en principio podríamos decir que también se diferencia en que habla de algo más liberal y no tan conservador de derecha en lo económico” dijo Marcus. “Sí es conservador, en todo caso, en lo político, en lo social, serán más parecidos en ese acuerdo diríamos, de él populismo de derecha. Pero en términos económicos, la idea en general que propone Milei es más liberal, que no es parecido a lo que propuso durante toda su carrera Bolsonaro o lo que propuso Trump en su Gobierno”.

Nota del editor: este artículo fue publicado originalmente el 28 de septiembre, y republicado el 22 de octubre y el 19 de noviembre. 

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.