Tengo un árbol de Navidad inteligente que “baila” al ritmo de Spotify: así funciona la guirnalda inteligente de Philips Hue

Os voy a contar una cosa. En mi casa llevamos hablando de poner el árbol de Navidad desde que terminó Halloween. Así somos. Si se pueden comprar turrones desde finales de agosto, ¿quién soy yo para no dejarme llevar por la ilusión de la Navidad y tener puesto el árbol desde noviembre? Pero bueno, pensé que mejor esperar a, por lo menos, diciembre. No sé, por decoro o algo. Sin embargo, llegaron a casa las Philips Hue Festavia, a.k.a. las luces inteligentes para el árbol de Navidad de Philips Hue.

Y claro, ha pasado lo que tenía que pasar.

Hemos puesto el árbol.

Con estas luces.

Y ahora tengo un árbol de Navidad inteligente.

He aquí nuestra experiencia con las Philips Hue Festavia.

Ficha técnica de las Philips Hue Festavia

Philips Hue festavia

dimensiones

1,16 kilos

Longitud guirnaldas: 20 metros

Longitud hasta el primer LED: 4,4 metros

Diámetro del LED: 5 mm

temperatura de color

2-000-6.500K

colores

capacidad de ampliación

No

tensión de entrada de guirnalda

24V

potencia de la guirnalda

14 W

adaptador de corriente

30W

consumo en modo espera

0,5W

Vida útil

15.000 horas

interdistancia entre LEDs

8 cm

número de Leds

250 (también 100 y 500)

resistencia

Fuente de alimentación: IP44

Guirnalda de luces: IP54

compatibilidad

iOS 15 o superior

Android 10 o superior

Amazon Alexa, Google Assistant, Siri

Otros

Sincronización con Spotify

Estilos

Compatible con automatizaciones

precio

219,99 euros

Philips Hue Guirnalda Festavia, Negro

Un vistazo rápido a estas luces inteligentes

Tengo la intuición de que jamás volveré a tenerlas así de ordenadas.

Lo primero que me llamó la atención de las Philips Hue Festavia es lo bien ordenado que viene el cable en su caja. Algo me dice que no seré capaz de volver a enrollarlo así cuando llegue enero, porque si hay una cosa más difícil de desenliar que unos auriculares con cable tras sacarlos del bolsillo, esas son las luces del árbol de Navidad que llevan en casa desde que compramos el árbol hace diez años. Porque sí, el árbol de Navidad es una inversión y de esta burra no me bajo.

Philips Hue Festavia se puede conseguir en tres versiones, a cada cual más larga: una con 100 bombillas, una con 250 bombillas y otra con 500 bombillas. ¿Cuál comprar? Depende de lo que queramos iluminar. Nosotros hemos probado la versión con 250 bombillas (20 metros de longitud) y da justo para rodear e iluminar nuestro árbol de Navidad, que mide 2,10 metros de alto. Es este, por si queréis tener una idea más exacta de las dimensiones.

Ahora bien, aunque durante este artículo hablaremos de las luces en un contexto de Navidad, destacar también que estas luces son aptas para ser usadas en exteriores. Pensemos, por ejemplo, en un porche, una pérgola o una estructura exterior. La fuente de alimentación tiene resistencia IP44 y la guirnalda de luces asciende a IP54. En principio, no debería haber problema al exponerlas a lluvia ligera, pero destacar que nosotros no hemos usado el producto en exterior.

Dicho lo cual, hablemos de las luces. Lo primero que conviene decir es que la longitud del cable desde la fuente de alimentación hasta la primera bombilla es de cuatro metros, una cifra más que decente por si el enchufe está más lejos de la cuenta de la ubicación final del árbol. La potencia de la guirnalda es de 14W y el consumo en espera es de 0,5W, si bien el adaptador de corriente tiene una potencia de 30W.

Las luces, como no podría ser de otra manera, pueden ponerse en color blanco y en diferentes colores. La temperatura de color blanco se puede ajustar entre 2.000 y 6.500K, según la queramos más cálida o más fría, aunque eso es algo que, a efectos prácticos, nos interesa si la vamos a usar en exteriores. Cuando hablamos de Navidad hablamos de colores, y vaya colores.

Pero antes de hablar de ellos, un apunte. Philips Hue afirma que la vida útil de las bombillas es de 15.000 horas. Eso es lo mismo que decir que podemos tener las luces encendidas durante todo el mes de diciembre durante 20 años. Y ahora sí, luces y color.

Hay luces para el árbol y LUCES PARA EL ÁRBOL

Como luces Philips Hue que son, las Festavia se pueden usar de dos maneras: por Bluetooth o mediante el Philips Hue Bridge. Este puente es necesario si queremos que estas luces formen parte del ecosistema conectado de Philips Hue (por ejemplo, si tenemos más bombillas conectadas, si queremos controlarlas a distancia o que se sincronicen con la música). Para el caso, nosotros hemos usado la conexión mediante el puente.

La conexión es rápida y sencilla a través de la aplicación. Desde ella podemos controlar todo, véanse las automatizaciones la intensidad de la luz a los colores, las escenas y los estilos. ¿Estilos? Sí, tenemos tres.

Lineal: degradado de color en la misma línea.
Disperso: disposición aleatoria del color.
Reflejado: refleja los colores desde el centro de la guirnalda.

De izquierda a derecha: simple, reflejado y disperso.

La luz se puede controlar en cinco puntos, es decir, podemos configurar hasta cinco colores para generar diferentes efectos de luz. Eso requiere cierto trabajo por nuestra parte, así que lo más sencillo es optar por una de las escenas predeterminadas de Philips Hue o por uno de los seis efectos incluidos, a destacar “vela” y “opal”. Como mi árbol tiene bolas azules y plateadas (porque es así de moderno), la escena “Soho” y “Luz de luna” quedan estupendas.

En lo que a calidad de la luz como tal se refiere, he de decir que las bombillas Philips Hue Festavia se ven sorprendentemente bien. La parte superior, la que se ilumina, tiene una especie de pequeño difusor que hace que la luz sea más uniforme y no deslumbre más de la cuenta. Son puntitos de luz de colores, no destellos, algo típico de las guirnaldas más baratas.

La representación de los colores es muy buena y podemos ajustarlo tanto como queramos. Es de esas cosas que se notan cuando están bien trabajadas. Hay diferentes tipos de rojos, verdes o azules y si de algo sabe Philips Hue es de representarlos correctamente. Es un producto caro, premium y se nota.

Todas las escenas y efectos están perfectamente diseñados para encajar con la guirnalda, que sobra decir que se ha de montar desde el suelo hasta la copa del árbol. Así es como conseguiremos los mejores efectos. De otra manera, tendríamos que ajustarlos manualmente para que encajen bien. De la misma manera, sobra decir que la guirnalda se puede controlar con Alexa, Google Assistant y Siri.

¿Dónde está la magia de estas luces? En el ecosistema. Si integramos las luces Festavia con otras luces de la habitación, todas estas luces se entienden entre sí y pueden generar un ambiente luminoso muy agradable. Por ejemplo, se podrían sincronizar con la barra de luz de Philips Hue para llenar una zona del salón o con las demás bombillas de casa para dar un ambiente más festivo, hacer que se enciendan o apaguen con un sensor de movimiento… las posibilidades son enormes.

Pero lo más chulo y que cualquiera puede probar en su casa es la sincronización con Spotify. Gracias a esta integración, las luces de la guirnalda (y todas las que tengamos puestas en la escena, imaginad la que podemos armar si tenemos muchos productos Philips) se iluminarán al ritmo de la música. Funciona realmente bien, aunque hay algo de latencia. Esto es algo que notaremos si estamos mirando fijamente a las luces, pero no si las tenemos de fondo mientras escuchamos música. Como estamos a las puertas de Navidad, en estas líneas tenéis un vídeo probando esta función con ‘All I Want For Christmas Is You’, himno oficial de la Navidad.

No es oro todo lo que reluce, claro está. Las luces tienen un punto flaco que me parece importante, y es que no son ampliables. Si hablamos de iluminar un árbol de Navidad nos da igual salvo que queramos competir contra Vigo, pero si queremos iluminar un porche o una superficie más grande, sería ideal tener una conexión en el extremo con el que poder ampliar la extensión de la guirnalda. Esto, sin embargo, no es posible.

Philips Hue Festavia, la opinión de Xataka

Las Philips Hue Festavia nos han gustado mucho y le han dado un toque exquisito a nuestro árbol de Navidad, pero las cosas como son: son caras. Nuestro modelo concreto vale 219,99 euros y es un precio que, seguramente, quede fuera del presupuesto de prácticamente cualquier persona cuando piensa en comprar luces para el árbol.

Ahora bien, la calidad de la luz, las posibilidades de configuración y la sincronización con el ecosistema Philips Hue es buenísima y si tenemos más productos de la marca, seguramente las Philips Hue Festavia sean un buen añadido. Francamente, me habría encantado tener en mi poder el sistema ambilight que probé hace un tiempo para ver qué se puede conseguir si lo combinas con el árbol de Navidad, porque tiene que ser una locura.

Es, a todas luces (chiste malo, perdón), un capricho. Es cierto que su vida útil es altísima y que el producto está muy bien acabado, por lo que, echando cuentas, quizá lo podamos entender como una inversión a largo plazo, muy largo plazo. No obstante, 219,99 euros es una cifra bastante elevada.

Philips Hue Guirnalda Festavia, Negro

El producto ha sido cedido para la prueba por parte de Philips Hue. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.


La noticia

Tengo un árbol de Navidad inteligente que “baila” al ritmo de Spotify: así funciona la guirnalda inteligente de Philips Hue

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Jose García

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.