La primera investigación sobre la “misteriosa enfermedad” que afecta a perros de EEUU se ha publicado. Seguimos tan perdidos como antes

Desde hace meses, muchos perros en Estados Unidos están contrayendo una enfermedad respiratoria que parecía encajar con ninguna otra. Suele durar entre cuatro y seis semanas, causa bronquitis leve y puede desembocar con asombrosa facilidad en una neumonía. A parte de eso, nadie sabe mucho más y eso, claro está, es un problema.

Tanto es así que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos recogió muestras de perros de más de 14 estados y los ha analizado en profundidad. El problema es que no ha encontrado nada.

¿Qué está pasando? Como decíamos, los equipos de monitorización y alerta temprana de la Asociación Americana de Veterinarios llevan meses preocupados. Los casos de esta misteriosa enfermedad respiratoria se han ido sucediendo por todo lo largo y ancho de Estados Unidos y los esfuerzos por determinar su origen exacto estaban demostrándose infructuosos.

Por ello, a finales de noviembre (y teniendo en mente que las vacaciones y festividades eran un momento especialmente idóneo para que la enfermedad se expandiera aún más) dieron un aviso generalizado. No parece probable que la enfermedad saltar al ser humano: pero desde Acción de Gracias a Fin de año, muchas personas dejan a sus animales en perreras (o viajan con ellas a casas con otros perros) y eso podía constituir un riesgo epizoótico.

La alarma no se hizo esperar y, en los primeros días de diciembre, el Departamento de Agricultura norteamericano anunció que iba a tomar cartas en el asunto.

¿Qué han hecho? Durante estas semanas, varios laboratorios de la Red Nacional de Laboratorios de Sanidad Animal y  del Servicio Veterinario Nacional han recogido muestras, han secuenciados genéticamente las muestras y, como decía, no han encontrado nada.

O, por ser preciosos: los análisis no ha encontrado nuevos patógenos ni tampoco han descubierto ninguna causa común que permita explicar el boom de perros enfermos. A través de las secuenciaciones han identificado un buen puñado de enfermedades respiratorias infecciosas caninas que ya conocíamos, pero nada de ello explica la aparición simultánea de decenas de casos en todo el país.

¿Es quieren decir que no es nada? No, es pronto para decirlo. Según explican, los equipos de  Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal siguen trabajando en el asunto, pero por ahora no hay nada en claro.

No obstante, la posibilidad está ahí. Como recordaba el veterinario de Ithaca (Nueva York) Brian Collins a The Guardian, “hay brotes de enfermedades respiratorias todos los años y no es algo que necesariamente tenga que sorprendernos”. Con la poca información que había encima de la mesa, no paracía buena idea “aislar innecesariamente a unos perros de otros sin un motivo real de preocupación”. Y, por supuesto, no es una opinión poco generalizada.

¿Y ahora qué? A esperar. No quedan muchas más opciones. En los últimos años hemos visto cómo brotes de enfermedades misteriosas se convertían en “rarezas” estadísticas. Es posible que nos encontremos con algo parecido. No obstante, no hay que descartar ninguna posibilidad.

En Xataka | Animales y coronavirus: todo lo que sabemos hasta ahora sobre si las mascotas pueden contagiarse (y contagiar al ser humano)

Imagen | Jesse Schoff 


La noticia

La primera investigación sobre la “misteriosa enfermedad” que afecta a perros de EEUU se ha publicado. Seguimos tan perdidos como antes

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Jiménez

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.