Un millonario finlandés ha pagado 300.000 euros en multas de tráfico en una década. Sólo le han puesto tres

121.000 euros. O, lo que es lo mismo, 3.781,25 euros por km/h rebasado por encima del límite de velocidad permitido. Eso es lo que pagó el año pasado Anders Wiklöf, uno de los hombres más ricos de Finlandia por circular a 82 km/h en un lugar donde el límite máximo era de 50 km/h.

La misma infracción, en España, estaría penada con cuatro puntos menos en el carné de conducir y una sanción económica de 400 euros. De hecho, Wiklöf, de pagar la sanción durante los primeros días, sólo tendría que abonar 200 euros de castigo económico.

“Lo lamento, de verdad”, señaló Wiklöf cuando fue consciente del error. Eso sí, también aprovechó para lanzar un dardo al Gobierno: “espero que ayude a tapar algunos agujeros”, apuntó haciendo referencia a la intención del Ejecutivo finlandés de recortar la asistencia sanitaria en 1.500 millones de euros.

283.000 euros en una década

Anders Wiklöf es un millonario finlandés propietario de Wiklöf Holding, un grupo de más de 20 empresas que invierten en todo tipo de sectores, desde la logística hasta la aviación, pasando por el mercado inmobiliario o el turismo. Esto le permite estar considerado como uno de los hombres más ricos del país.

La noticia saltó el pasado verano, cuando se hizo público que el magnate había sido cazado por un radar circulando a 82 km/h en una carretera limitada a 50 km/h. Sin embargo, los 121.000 euros de multa no son el primer desembolso importante que tiene que hacer Wiklöf a las arcas del Estado finlandés.

Hace una década, El Mundo ya recogía que este mismo millonario fue multado en 2013 por superar en más de un 15% la velocidad máxima permitida. La infracción estaba considerada como grave y, consecuentemente, tuvo que desembolsar 95.000 euros para saldar su deuda con el Estado.

Entre estas dos infracciones, Wiklöf fue cazado una vez más. Esta vez, según ABC News tuvo que ingresar en las arcas finlandesas un total de 63.000 euros. En total, tres multas y casi 300.000 euros depositados en multas. Sanciones que, en la inmensa mayoría de los países europeos,  no habrían superado los 1.000 euros en la suma final.

A esto mismo se refería Wiklöf en 2013, quien recalcaba que la misma infracción en Suecia, apenas unos kilómetros más allá de donde había sido multado con 95.000 euros, hubiera sido mucho menor. “Me hubieran multado con 4.000 coronas (unos 450 euros) y es una diferencia enorme. No puedo entender que sea un mayor delincuente aquí que allí, pero la ley es como es”, recogían entonces en El Mundo.

No es el único caso: así funciona la multa por día

Con el paso del tiempo, eso sí, parece que Anders Wiklöf se ha ido resignando a este tipo de sanciones. Tampoco es el único caso conocido. El más famoso, probablemente, es el de Anssi Vanjoki, entonces directivo de Nokia.

Vanjoki cayó muchos años antes que Wiklöf en el mismo error. Era 2002, Nokia todavía no había caído en la catástrofe y Vanjoki no sabía que estaba a punto de desembolsar 116.000 euros por superar los límites de velocidad en 25 km/h. El conductor, en aquel caso, circulaba a 75 km/h en una zona urbana limitada a 50 km/h.

La historia se hizo viral al instante, si es que hace más de dos décadas ya se utilizaba la palabra viral. Sorprendidos, aprendimos que las multas en Finlandia se pagan en función de la gravedad de la infracción (como en España, por ejemplo) pero, y aquí está la diferencia, también en función de la economía de cada infractor.

El hecho de contar con multas progresivas en función de la renta llama la atención en sistemas como el español, donde estamos acostumbrados a que todos los ciudadanos paguemos lo mismo por saltarnos los límites de velocidad, independientemente de la renta de cada uno. Sin embargo, es un sistema que tiene una amplia aceptación en Finlandia, contando con un apoyo de cuatro de cada cinco ciudadanos a principios del nuevo siglo.

Con todo, el sistema finlandés no ha sido tan duro con estos millonarios como el suizo. En 2010, otro millonario batió dos récords en Suiza con una sola infracción. Cazado a 290 km/h por una autopista del país, las autoridades aseguraban que nunca habían cazado a un conductor conduciendo tan rápido y recalcaron que el coche tardó casi un kilómetro en detenerse, una vez fue avisado por los agentes.

El segundo récord lo dejó a la hora de abonar la multa: más de 900.000 euros de sanción económica. Un resultado muy distinto al de aquel millonario que quisieron multar en Alemania por circular a más de 400 km/h por una Autobahn… y que se libró tras demostrar que no había hecho nada malo.

En Xataka | La primera multa de tráfico de la historia se puso por circular a 13 km/h. Y fue una enorme maniobra de márketing

Foto | Elisa


La noticia

Un millonario finlandés ha pagado 300.000 euros en multas de tráfico en una década. Sólo le han puesto tres

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.