Estados Unidos lanza su tercera ronda de ataques contra hutíes en Yemen

(CNN) — El Ejército de Estados Unidos lanzó este martes nuevos ataques contra objetivos hutíes dentro de Yemen, los cuales apuntaron a misiles balísticos antibuque que controla el grupo rebelde respaldado por Irán, dijeron a CNN dos funcionarios de Defensa de EE.UU.

Las fuerzas estadounidenses impactaron y destruyeron cuatro misiles balísticos antibuque hutíes, que estaban preparados para lanzarse desde áreas de Yemen controladas por el grupo, aseguraron los funcionarios. También agregaron que estos objetivos representaban una amenaza inminente para los buques comerciales y de la Armada de EE.UU. en el área.

Sin embargo, unas horas más tarde, los hutíes lanzaron un misil balístico antibuque hacia las rutas marítimas internacionales en el sur del mar Rojo, impactando el M/V Zografia, un granelero con bandera maltesa, informaron los funcionarios. El barco no sufrió daños importantes y pudo continuar su viaje.

El Comando Central de Estados Unidos confirmó los nuevos ataques y el impacto al M/V Zografia en un comunicado posterior este martes.

La acción se produce en medio de crecientes tensiones en Medio Oriente y temores de que el conflicto en Gaza entre Israel y Hamas pueda extenderse en la región. Los funcionarios estadounidenses han sostenido durante meses que el conflicto está contenido en el enclave, pero existen preocupaciones sobre una escalada en varios frentes.

Además de los continuos ataques de los hutíes ––a los que Estados Unidos ha prometido responder si el grupo militante continúa amenazando el mar Rojo––, Washington también enfrenta frecuentes ataques contra las fuerzas estadounidenses y de la coalición en Iraq y Siria, todo mientras Israel y Hezbollah están involucrados en combates transfronterizos.

Irán lanza ataques con misiles en el norte de Iraq

Y este lunes, el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán lanzó ataques con misiles contra lo que llamaron una base de espionaje de la agencia de inteligencia de Israel, el Mossad, en Iraq, y contra “grupos terroristas anti-Irán” en Siria. Un funcionario estadounidense dijo posteriormente que no se había atacado a personal ni instalaciones estadounidenses.

Los ataques de este martes son al menos la tercera ronda de ataques que el Ejército de EE.UU. ha lanzado contra la infraestructura de los hutíes desde el jueves pasado, cuando Estados Unidos y el Reino Unido llevaron a cabo una operación conjunta que tuvo como objetivo casi 30 posiciones controladas por los hutíes en Yemen. Los ataques impactaron sistemas de lanzamiento, instalaciones de producción, sistemas de radar de defensa aérea y nodos de mando y control del grupo combatiente.

Sin embargo, esa operación solo destruyó menos de un tercio de las capacidades armamentísticas de los hutíes, dijo a CNN uno de los funcionarios estadounidenses el lunes.

Durante semanas, los hutíes han lanzado decenas de ataques con drones y misiles contra barcos comerciales en el mar Rojo . El lunes, un misil balístico hutí alcanzó un buque de carga operado y de propiedad estadounidense que transportaba productos de acero, lo que parece ser la primera vez que el grupo respaldado por Irán ataca con éxito un buque comercial de EE.UU.

¿Quiénes son los hutíes y por qué atacan barcos?

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el pasado jueves, tras los ataques liderados por su país, que “no dudaría en tomar medidas adicionales para proteger a nuestro pueblo y el libre flujo del comercio internacional según sea necesario”.

El viernes, Estados Unidos realizó ataques adicionales utilizando misiles de ataque terrestre Tomahawk contra una instalación de radar utilizada por los hutíes.

Los funcionarios dijeron que los ataques de la semana pasada tuvieron éxito según lo planeado, pero un alto funcionario estadounidense reconoció en privado a CNN que no creían que los ataques “retrocedieran sustancialmente sus esfuerzos militares”.

Hablando sobre los ataques de la semana pasada en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, dijo que estos no buscaban disuadir “completamente” a los hutíes, sino a degradar sus capacidades “para que su habilidad de llevar a cabo ataques sostenidos y complejos se vuelva más difícil”.

“Pero no dijimos cuando lanzamos nuestros ataques que terminarían de una vez por todas, o que los hutíes serían disuadidos por completo”, dijo Sullivan. “Anticipamos que los hutíes continuarían tratando de mantener en riesgo esta ruta crítica, y seguimos reservándonos el derecho de tomar más medidas, pero esto debe ser un esfuerzo conjunto”.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.