Sánchez carga en Davos contra el discurso neoliberal y reclama a las empresas que ayuden a defender la democracia

Dos visiones del mundo completamente opuestas han contrastado en Davos en la misma sala con pocos minutos de intervalo. Por un lado, el argentino Javier Milei, que llegó a decir que el mundo va camino del socialismo y que no existen los fallos de mercado y el único cáncer de la economía es el Estado, la regulación y los impuestos. Y por el otro lado el español Pedro Sánchez, que habló justo después para decir lo contrario, para condenar la ideología neoliberal, para reivindicar la socialdemocráta y sobre todo para exigir a los empresarios que puedan estar tentados por discursos como el de Milei que recuerden su obligación social, que se impliquen en la defensa de la democracia para frenar la ola ultra que amenaza al mundo en un año con 74 elecciones diferentes en todo el planeta, especialmente las de EEUU y las europeas. Sánchez fue muy claro al dirigirse a las empresas, en una sala donde predominan los ejecutivos, entre ellos algunos del Ibex 35 que estaban en primera fila. “Ayúdenos a elevar el poder adquisitivo de los trabajadores, a frenar la emergencia climática, a reivindicar las normas internacionales y a defender la democracia y luchar contra la involución que representa la ola reaccionaria que recorre el mundo. En resumen: ayúdenos a dar a la gente una vida mejor”, aseguró.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.