Biden dice que confía en lograr un acuerdo sobre inmigración la próxima semana, mientras busca “cambios masivos” en las leyes

(CNN) –– El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que es optimista con respecto a que la próxima semana surgirá en el Senado un paquete de inmigración bipartidista que, en última instancia, podría desbloquear el punto muerto en el que se encuentra su solicitud de financiamiento más amplio para ayuda a Ucrania.

Durante sus declaraciones un grupo de alcaldes de todo el país en la Casa Blanca este viernes, Biden dijo que busca “cambios masivos” en las normas de inmigración de EE.UU. El presidente ha sostenido que está abierto a cambios radicales en las políticas relacionadas con la inmigración para lograr que el acuerdo se apruebe. Los republicanos en el Congreso han bloqueado la solicitud de Biden de decenas de miles de millones en asistencia adicional para Ucrania mientras buscan endurecer las nuevas reglas fronterizas.

“Mi equipo ha estado en la mesa durante semanas con un grupo bipartidista de senadores para negociar un acuerdo, que incluye la frontera, porque creo que necesitamos cambios políticos significativos en la frontera, entre ellos cambios en nuestro sistema de asilo para garantizar que tengamos las autoridades que necesitamos para controlar la frontera. Y estoy listo para actuar”, dijo Biden a los alcaldes.

Sus comentarios representan la nota más optimista hasta el momento de que un avance en materia de inmigración –un tema al que Biden se ha enfrentado durante toda su presidencia– podría ser inminente. El asunto se ha extendido al Congreso y a los presidentes –demócratas y republicanos– durante décadas.

Los alcaldes de Texas están hartos de las disputas por la frontera entre el presidente Biden y el gobernador Abbott

El grupo de alcaldes estaba en Washington para la reunión de invierno de la Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos. En el evento, varios alcaldes de Texas dijeron a CNN que estaban frustrados por el constante enfrentamiento entre el gobierno federal y el gobernador del estado, Greg Abbott, sobre el tema, que describieron como una verdadera crisis humanitaria.

Si bien la migración desde la frontera sur de Estados Unidos se ha desacelerado en las últimas semanas, el número de migrantes el año pasado en ocasiones sobrecargó las ciudades fronterizas. La afluencia llevó a Abbott a tomar medidas cada vez más drásticas. Entre ellas, la instalación de alambre de púas a lo largo de la frontera y la firma de una ley que convierte la inmigración ilegal en un delito estatal, usurpando la típica autoridad federal sobre las normas de inmigración y su cumplimiento.

Biden se reunió este miércoles con los principales líderes del Congreso para discutir el impacto que tendría en el campo de batalla en Ucrania el hecho de que se agotara la financiación estadounidense.

El viernes, el mandatario parecía optimista de que pronto se podría llegar a un acuerdo, al igual que los principales líderes del Congreso de ambos partidos.

“Creo que la próxima semana deberíamos poder resolver algo, al menos en el Senado. Y tengo la esperanza de que sea un paquete bipartidista de senadores el que lo apruebe, si Dios quiere”, dijo Biden.

Y añadió que la cuestión seguía siendo si el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, estaría de acuerdo con el paquete.

“Ahora la pregunta para el presidente y los republicanos de la Cámara: ¿están ellos también preparados para actuar? Tienen que elegir si quieren resolver un problema o seguir utilizando el tema como arma para ganar puntos políticos contra el presidente. Estoy listo para resolver el problema”, aseveró Biden.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.