Huawei MatePad Pro 13.2, análisis: la tablet más ambiciosa de Huawei es una exquisitez con una sola tarea pendiente

Samsung ya no está sola en su lucha con el iPad Pro de Apple dentro del segmento de los tablets destinados a tareas de productividad. El nuevo modelo de Huawei, el más potente y ambicioso de la marca, se ha estrenado en España con una puesta en escena magnífica.

El Huawei MatePad Pro 13.2 es un tablet de enorme diagonal y potencia bruta que además se ha reforzado con diversos accesorios como un completo teclado con touchpad y un lápiz táctil. Y atención porque Huawei ha puesto también mucho empeño en que Harmony OS complemente perfectamente el hardware para tratar de salvar el gran hándicap de los tablets productivos con Android: el ecosistema de aplicaciones.

Ficha técnica del Huawei MatePad Pro 13.2

huawei MatePad Pro 13,2

dimensiones

196,1 mm x 289,1 mm x 5,5 mm

peso

580 g

pantalla

13,2 pulgadas Flexible OLED

2880 × 1920, 262 PPI

1000 nits, DCI-P3

procesador

Kirin 9000S

memoria

12GB/16 GB

almacenamiento

256 GB/512 GB/1 TB

conectividad inalámbrica

Wi-Fi 2,4 GHz y 5 GHz

Bluetooth 5.2

cámaras

Trasera de 13 MP f/1.8

Delantera de 16 MP f/2.0

puertos

USB-C 3.1 GEN1

sonido

6 altavoces

batería

10100 mAh

otros

GPS/GLONASS/Beidou/Galileo/QZSS

Sensor de luz ambiental

Giroscopio

Brújula

Sensor de gravedad

sistema operativo

HarmonyOS 4

accesorios

Compatible con el M-Pencil de 3ª generación y el Smart Magnetic Keyboard

precio

Desde 999 euros

HUAWEI MatePad Pro 13.2”
12 + 256 GB

De lo mejor en diseño de tablets de gama alta

Cuando pagamos un precio elevado por un modelo de tablet de gran diagonal, nos hemos acostumbrado a exigir cuidado por todos los detalles y dimensiones que rocen lo imposible. Justo es lo que ofrece el nuevo tablet de gama alta de Huawei.

El Huawei Matepad Pro 13.2 es un modelo de tablet con gran pantalla pero que ha mimado su peso y grosor para trasmitirnos la sensación de no tener nada entre las manos. Su peso oficial es inferior a los 600 gramos y el grosor es de solo 5.5 mm.

En un tablet tan grande como el Matepad Pro 13.2, tener una peso de récord y un grosor mínimo se agradece en el día a día

Estas cifras las consigue con el uso de materiales que nos son los habituales en este tipo de dispositivos. El resultado, a priori, es muy satisfactorio. La carcasa trasera está fabricada en fibra de vidrio sobre la que se añade una serie de recubrimientos que le proporcionan color e igualan las imperfecciones de la superficie. También se le ha dotado a la superficie inicial de un recubrimiento óptico para realzar su apariencia metálica y una textura de microarena con la que mejorar la durabilidad y resistencia a las huellas.

El resultado es bastante llamativo y efectivo, con una sensación en mano y visual de producto de alta calidad y bien cuidado en los detalles. Eso sí, no hay todavía textura ni acabado que elimine completamente las huellas en dispositivos de uso personal.

A transmitir la idea de tablet de gran empaque ayuda mucho la ausencia de marcos. La relación pantalla-cuerpo es del 94%, contando con un minúsculo notch para la cámara frontal. El resto de marcos es prácticamente inexistente a la vista. Pero no resulta extraño ni incómodo manejarse con ellos.

La situación de la cámara frontal (y la trasera, que ha mejorado mucho su diseño y apenas sobresale de la carcasa) ayuda a gestionar la orientación del equipo. En realidad solo nos sirve para tener control mental de la situación de los controles físicos del tablet, situados muy juntos en la esquina superior izquierda. La activación de los controles, tanto de volumen como de encendido y apagado, son excelentes.

Estos controles están situados en el marco, de acabado metálico y donde destacan las rejillas de los altavoces. En total son cuatro rejillas pero que albergan seis altavoces. Y suenan de cine. Lo veremos a continuación.

La pantalla como centro de la experiencia con un tablet

La Huawei Matepad Pro 13.2 de debe toda su razón de ser a la pantalla. El panel, de tipo OLED flexible y con formato 3:2 como guiño a sus propósitos productivos, tiene una resolución de 2880×1920 píxeles que le proporcionan una densidad de 262 ppp. A la distancia de trabajo habitual no echamos de menos más nitidez.

La pantalla del Huawei MatePad Pro 13.2 es su gran baluarte: OLED, brillo altísimo, sin marcos y con frecuencia de refresco de 144 Hz

Tampoco nos faltará en esta pantalla brillo, que alcanza los 1000 nits cuando se muestra contenido HDR (HDR10) y que en nuestras pruebas superó los 700 nits en modo manual, una de las cifras más altas del mercado. Es además un panel muy bien calibrado de fábrica, con contraste de 1.000.000:1 y cobertura del 100% del espacio de color P3.

El panel OLED permite el ajuste de la frecuencia de refresco entre varios valores: 60, 120 y 144 Hz. También existe la posibilidad de ajustar esa frecuencia de manera dinámica según el contenido que se vaya mostrando en cada momento. Es la opción recomendada, sin impacto relevante en la batería.

Altavoces son una complemento perfecto de la experiencia multimedia. Con una funda que haga las veces de soporte, la combinación de diagonal de pantalla y sonido nos deja ante un dispositivo multimedia disfrutable 100%.

El sistema de sonido se compone de cuatro salidas situadas en las esquinas pero que albergan seis altavoces: cuatro de propósito general y dos específicos para agudos.

Aunque por precio el Huawei MatePad Pro 13.2 nos pide darle un aprovechamiento productivo, la experiencia visual y sonora es de absoluta fascinación y disfrute

El sonido es apabullante tanto en potencia, llegando una habitación de manera plena apenas al 60%, como en nitidez, presencia de graves y ecualización.

Un teclado con touchpad imprescindible

La gama alta de tablets ya no tiene demasiado sentido si se limita su configuración al tablet en sí y listo. No podemos pensar en ellos sin un teclado y lápiz óptico.

Este Huawei MatePad Pro 13.2 refuerza su poderío como modelo de gama alta enfocado al 100% en la productividad con un accesorio que nos parece imprescindible para sacarle todo el partido a un tablet de 1000 euros. Sin embargo, no viene incluido de serie y debemos adquirirlo aparte.

El Huawei Smart Magnetic Keyboard, que es como se llama este accesorio oficial del nuevo Huawei MatePad Pro 13.2, consta de dos piezas separadas. Por un lado tenemos la protección trasera del tablet, que hace las veces de stand con inclinación ajustable de manera sencilla y fiable en cualquier posición. Por el otro contamos con un teclado completo que además incluye touchpad.

El teclado y la funda trasera simulan la textura de piel aunque es menos permisiva con las huellas. Se adaptan al tablet vía magnética de manera segura. La conexión del teclado al tablet no es mediante un conector específico ni propietario sino que recurre a la conectividad Bluetooth, por lo que podemos usarlo sin que esté físicamente conectado al tablet. La contrapartida es que, si lo desenganchamos y olvidamos de desconectar la conexión Bluetooth, no aparecerá el teclado en pantalla por defecto porque el equipo espera que usemos el teclado conectado por bluetooth.

El emparejamiento es transparente para el usuario una vez que lo hemos conectado la primera vez. En la configuración del mismo vía software no hay opción alguna con la que trabajar.

El Huawei Smart Magnetic Keyboard ofrece una experiencia de escritura y trabajo muy satisfactoria. Las teclas son de tamaño completo, contamos además con teclas de función y acceso directo muy prácticas. El recorrido de las teclas es amplio (1.5 mm) pero la respuesta de las mismas proporciona poca información al tacto. Es algo común en los teclados de tipo accesorio para tablets.

Una vez que nos hemos acostumbrado a su tacto, conseguimos gran velocidad de escritura sin errores y sin cansancio excesivo. Lo que echamos de menos es que sea un teclado retroiluminado.

Lo mejor del nuevo teclado para el Huawei MatePad Pro 13.2 es lo ligero y compacto que resulta cuando está cerrado, así como la inclusión de un touchpad muy generoso en tamaño. También la sensibilidad y precisión del mismo para desplazarnos por la pantalla o realizar gestos, pero el clic, que debe ser físico y no a un solo toque, nos ha parecido algo tosco y sonoro.

El teclado con touchpad es un complemento de mucha calidad pero echamos de menos que sea retroiluminado

Para la carga del teclado, éste debe estar conectado al tablet, pues no cuenta con sistema carga propio. La misma se produce con ayuda de la parte magnética que enlaza con el tablet.

El otro accesorio que complementa muy bien al Huawei MatePad Pro 13.2 es el nuevo Huawei M-Pencil de tercera generación. Este modelo, compatible solo con este nuevo tablet de Huawei, incluye carga inalámbrica y ha sido desarrollado usando la tecnología inalámbrica NearLink.

El nuevo lápiz de Huawei mantiene un diseño cómodo, atractivo y plenamente funcional. Es muy cómodo en mano, el agarre es excelente y con sus 10.000 niveles de presión posibles, la experiencia de escritura y dibujo con él está al máximo nivel. Además, Huawei se ha afanado en que, buena parte del software que incluye de serie incluya funciones de escritura y/o dibujo para que este accesorio tenga más sentido.

HarmonyOS toma el control

El nuevo Huawei MatePad Pro 13.2 llega al mercado estrenado directamente la versión 4.0 de HarmonyOS, el sistema operativo propio de la marca china que tiene bajo su apariencia un corazón basado en Android 12. Pero sin los servicios propios de Google, los cuales, como ya sabemos, debemos conseguir por separado. Una opción cómoda es vía Gbox, disponible en la AppGallery de Huawei.

Aunque Harmony permite instalar fácilmente aplicaciones APK, la experiencia para un usuario no especializado no es satisfactoria

Pero incluso así, la experiencia no es transparente y vía AppGallery es un suplicio encontrar los aplicaciones de referencia en las que todo el mundo piensa cuando quiere sacar partido, tanto en ocio como en trabajo, a un tablet de 1000 euros.

HarmonyOS puede mejorar todo lo que quiera que sin servicios de Google y su tienda, la experiencia está muy limitada

HarmonyOS 4.0 incluye novedades menores y casi todas ellas relacionadas con la apariencia de determinados aspectos del sistema operativo, como las ventanas flotantes para tener varios aplicaciones distribuidas de la mejor manera en el tablet o los widgets, que han mejorado bastante y ya resultan realmente útiles.

Hay muchísimas aplicaciones pre-instaladas de serie

En general, HarmonyOS 4.0 nos ha resultado un sistema limitado en cuanto a calidad de las aplicaciones (viene bloatware en exceso) que no son las que la propia Huawei pone a nuestra disposición. Pero son tan pocas …

A destacar especialmente la aplicación de notas, muy completa y bien integrada con el lápiz óptico. También lo está el modo en que HarmonyOS nos deja trabajar en varias cosas a la vez. Además de tener pantalla dividida al tiempo que ventanas flotantes, se ha facilitado el traspaso de información y archivos entre aplicaciones solamente con arrastrar y soltar.

Potencia de sobra para cualquier tarea

El Huawei MatePad Pro 13.2 cuenta en su interior con el último procesador propio Kirin 9000W, un SoC de ocho núcleos que viene acompañado en este tablet de 12 GB de memoria RAM y una memoria interna de 256 GB.

Sin apenas información del procesador de Huawei, lo que nos interesa, su rendimiento, si que ha hablado. La potencia del conjunto cumple de sobra con lo debe ofrecer un modelo de tablet de gama alta.

En el día a día gestiona perfectamente y sin tirones la multitarea, el juego y cualquier aplicación con la que le retemos. Y sin nos fijamos en frías cifras, en GeekBench 5 obtuvimos 873 y 3911 puntos en las pruebas Single-Core y Multi-Core, destacado especialmente en la de varios núcleos.

En Antutu, el nuevo SoC de Huawei superó los 662000 puntos pero hay que tener en cuenta que al software le costó reconocer el hardware concreto del equipo.

La potencia del nuevo Kirin 9000W es destacable tanto en un solo núcleo como especialmente en multi núcleo, pero todavía queda por detrás de la competencia a nivel gráfico

En 3DMark Sling Shot Extreme, la prueba que tenemos de referencia en nuestros test para este tipo de tablet de gama alta, el Huawei MatePad Pro 13.2 alcanzó los 6000 puntos, quedándose por debajo de los 4000 puntos en Wild Life, lo que supone una cifra menor que los modelos de tablets de similares características con el Snapdragon 8.

El Huawei MatePad Pro 13.2 mantiene el buen hacer de la marca en control de la temperatura de funcionamiento y pese a someterlo a sesiones de juego intenso y varios test de estrés de diverso software de benchmark, era imposible apreciar calentamiento alguno en el cuerpo del tablet, por lo que nos garantizamos un uso cómodo y seguro todo el tiempo.

Batería para sacarle todo el partido de la jornada

El Huawei MatePad Pro 13.2 alberga en su interior una batería con capacidad total de algo más de 10000 mAh. Con esa cifra, el tablet de gama alta de Huawei es capaz de sostener una jornada de trabajo completa sin necesidad de ser recargada.

En las pruebas de uso real, con conectividad todo el tiempo, brillo al 50% y el teclado conectado la mayoría de la duración de la prueba, el Huawei MatePad Pro 13.2 promedió entre 7.5 y 8 horas de autonomía real.

El Huawei MatePad Pro 13.2 cubre la autonomía mínima que debemos exigirle a un tablet productivo. Pero destaca especialmente en la carga rápida, la mejor que hemos probado en Xataka

Durante unos días centramos el uso exclusivamente en consumo de contenido, básicamente vídeo con auriculares y también con los altavoces integrados, recurriendo a aplicaciones de streaming y navegador web, además de redes sociales y lectura de libros electrónicos (su tamaño no lo hace especialmente cómodo para ello por cierto). En esta situación, las horas de pantalla superaron las 9, con unos 2-3 días sin necesidad de cargar el tablet.

Estas cifras son aceptables sin destacar especialmente. Pero quedan compensadas por la carga rápida que proporciona el cargador de 88W incluido con el tablet y que consigue según nuestras pruebas la carga completa del tablet en poco más de una hora, una cifra estupenda y que es toda una hazaña en un tablet con esta capacidad de batería.

Tres cámaras como complemento del tablet

Si contar con cámaras de fotos principales en un tablet ya es algo anecdótico, hacerlo en un modelo con semejante diagonal como la del Huawei MatePad Pro 13.2 todavía le resta importancia.

Pero ahí se mantienen para que quien las necesite, pueda recurrir a ellas cuando quiera. En este modelo de tablet de Huawei contamos con tres cámaras, dos de ellas principales y situadas en la esquina de la carcasa.

El sensor principal ofrece una resolución de 13 MP mientras que la secundaria, destinada a las tomas con gran angular, se queda en 8 MP. Con buena luz, especialmente en interior, las dos cámaras principales nos permiten un buen registro de la realidad para uso ocasiona, con acertado nivel de detalle, colorido y sin que el ruido sea un problema.

Y en cuanto a la secundaria, de 16 MP, cuenta con tecnología para gestionar la identificación por rostros y cumple solo lo justo para selfies sin mucho recorrido. Para lo que sí que tiene sentido, las videollamadas, también cumple correctamente, sin grandes alardes pero suficiente calidad de vídeo a 1080p para salvar el propósito.

Huawei MatePad Pro 13.2, la opinión y nota de Xataka

Las marcas no cejan en su empeño de ofrecer en su catálogo de tablets un modelo cuyo fin queda muy lejos del puro consumo de contenido. Buscan ser un sustituto del portátil de tipo ultrabook.

El Huawei MatePad Pro 13.2 es el modelo más ambicioso y grande de la marca china. Y como tal llega con lo mejor que tiene a su disposición, desde el último y potente procesador propio hasta una versión mejorada del sistema operativo de Huawei.

El nuevo tablet cumple con creces en diseño y acabado, con muy poco peso. También la calidad de pantalla es fantástica, perfectamente complementada por el sonido de sus seis altavoces. Pero por mucho que el teclado también cumpla, las carencias a nivel de software de los tablets Android, se ven todavía más perjudicadas con la ausencia de serie de los servicios de Google y la atadura de manos que ello supone para el usuario.

8,2

Diseño
9
Pantalla
9,5
Rendimiento
9
Software
5
Autonomía
8,5

A favor

Sonido espectacular
Pantalla brillante
Diseño ligero y resistente

En contra

Aplicaciones limitadas y experiencia muy mejorable
Los accesorios deben comprarse por separado
Rendimiento gráfico todavía por debajo de la competencia

HUAWEI MatePad Pro 13.2”
12 + 256 GB

La tablet ha sido cedida para la prueba por parte de Huawei. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.


La noticia

Huawei MatePad Pro 13.2, análisis: la tablet más ambiciosa de Huawei es una exquisitez con una sola tarea pendiente

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Penalva

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.