El invento que quiere solucionar las sequías para siempre: una “fábrica” de agua que solo necesita aire

Hoy nadie se sorprende al ver paneles fotovoltaicos anclados en los tejados o incluso los balcones de casas particulares. Las familias los instalan porque contribuyen a su suministro eléctrico. Si asumimos estampas así como normales, ¿por qué en el futuro no iba a ocurrir lo mismo con el agua potable? ¿Y si en unos años los hogares dispusiesen de sus propios generadores domésticos de agua, un líquido obtenido al margen de la red pública, apto para el consumo y que se consiguiera con poco más que aire y energía solar? Un escenario parecido a ese es el que acaba de trazar la compañía Genesis Systems durante el CES 2024.

Y dado el desafío que supone la sequía para una parte relevante de la península —tanto, que nos lleva a mirar ya con recelo el próximo verano— una propuesta así cobra una relevancia especial.

No digas generador, di WC-100. Así, WC-100 WaterCube , es como se llama el dispositivo que la compañía Genesis Systems ha presentado en el Consumer Electronics Show (CES) de 2024, en Las Vegas. El nombre es bastante descriptivo y ayuda a hacerse una idea precisa de para qué sirve este gran aparato, de 270 kilos de peso: el WC-100 es un generador de agua pensado para viviendas y oficinas capaz de suministrar alrededor de 120 galones diarios —equivalente a 455 litros— de agua “limpia y fresca”. Y todo utilizando poco más que energía renovable y la humedad del propio aire.

IOT y energía renovable. El WC-100 está pensado para surtirse tanto de fuentes de energía convencionales como renovables, incluida la suministrada por instalaciones fotovoltaicas. “Es una solución ecológica que evita la contaminación, subproductos problemáticos y las complicaciones de los derechos del agua”, comenta la firma. Su propuesta para suministrar agua y combatir la sequía se diferencia así de la desalinización, un proceso que presenta ciertos hándicaps importantes, como su elevado consumo de energía o la producción de salmuera residual, si bien ya hay investigadores que buscan formas de mejorar su funcionamiento.

Otra de las características del WC-100 que subrayan sus creadores es que está pensado para que pueda usarse a nivel doméstico, en hogares y oficinas que quieran “eliminar” o “reducir” la dependencia de los suministros externos. “Cifrado y habilitado para IoT (Internet of Things), con monitorización remota, detección automática de fallos, seguridad automática integrada, protección EMP y optimización automática del rendimiento”, recalca la compañía, que precisa que el dispositivo permite además monitorear la calidad del agua a través de una app.

Capacidad para cuatro personas. En su ficha técnica Genesis Systems precisa que el WC-100 está pensado para hogares de hasta cuatro personas, las que estima que pueden abastecerse con los más de 100 galones (378 l) de agua dulce diaria que genera. Quienes quieran usarlo en viviendas más grandes tienen la opción de combinar varias unidades para lograr mayor volumen de líquido. La empresa precisa además que para funcionar en condiciones ideales el aparato debe estar en entornos con más de un 35% de humedad y una temperatura de entre 56º F de mínima y 110 ºF de máxima, lo que equivale a una horquilla que va de los 13,3 a 43,3ºC.

CNET precisa que en un entorno de 26,6º C y con un 50% de humedad se logró una producción de casi 380 litros diarios. Con menos niveles de humedad el dispositivo sigue produciendo agua, aunque en menor medida. El aparato requiere también un voltaje de suministro de 220 a 240 V y puede suministrar agua a demanda o de forma continua. Con respecto al líquido, la compañía garantiza que cumple los requisitos de la EPA, la agencia estadounidense de protección del medio ambiente, y los estándares de la National Science Foundation. “Sabía mejor que el agua del grifo de mi hotel en Las Vegas”, asegura en CNET el periodista Jon Reed, quien pudo saborear un vaso con el resultado del WC-100 durante el CES.

Abultado, en todos los aspectos. El WC-100 es voluminoso. Su ficha muestra que pesa 600 libras (272 kg) y tiene unas dimensiones de 61,5 x 53 x 43” de largo, ancho y alto, respectivamente. Al CES de Las Vegas acudió con una unidad incluso más aparatosa, de 800 libras (360 kg). Además de su capacidad para generar agua, a bordo puede almacenar 50 galones, unos 189 litros. Para operar necesita filtros de agua de 0,01 micrones y otros para el aire e incluye un tratamiento de agua ultravioleta, un sistema de control remoto, apps para Android y Apple, un sensor que controla el tanque y otros capaces de medir la humedad.

El tamaño no es lo único abultado del WC-100. La compañía espera tener unidades disponibles durante el primer trimestre de 2024 y enviarlas antes de julio, pero hacerse con un WC-100 no saldrá barato: cuesta 19.995 dólares y para reservarlo hay que desembolsar 500, aunque Genesis Systems asegura en su web que pueden recuperarse sin penalización si se cancela el pedido antes de que haya salido hacia su destino.

Una estrategia conocida. El WC-100 WaterCube asegura utilizar tecnología RWA, siglas de Renewable Water from Air. “Imita el proceso de la naturaleza para extraer agua del aire”, señalan sus creadores. Si bien en el CES 2024 se ha presentado como el primer electrodoméstico del mundo habilitado para IoT y pensado para cubrir todas las necesidades de agua dulce de una persona extrayéndola del aire, su enfoque no es del todo nuevo.

Otras empresas han apostado por estrategias basadas en AWH, que básicamente captan el agua atmosférica y aprovechan la humedad del ambiente con diferentes métodos. Buenos ejemplos son el sistema con gel higroscópico, sales y energía solar presentado hace no mucho por la Universidad Jiao Tong de Shanghái o Kumulus-1, un generador de agua atmosférica con forma de ánfora y que según sus responsables puede aportar de 20 a 30 l diarios.

La propia Genesis Systems dispone de un modelo WaterCube 1000 capaz, asegura, de generar entre 3.800 y 18.900 litros diarios, líquido suficiente para cubrir toda una aldea, si bien con el modelo W-100 apunta a otro ámbito: el doméstico. El WC-1000 tiene de hecho una envergadura mucho mayor y pesa 18.000 libras, más de 8.100 kg.

Imágenes: Genesis Systems

En Xataka: La desalinización siempre ha sido la gran promesa contra la sequía y a la vez demasiado cara. Hasta ahora


La noticia

El invento que quiere solucionar las sequías para siempre: una “fábrica” de agua que solo necesita aire

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.