Esta cueva y templo de 400 millones de años de antigüedad en Malasia está planeando una mejora de las escaleras mecánicas

(CNN) —  Los custodios de un antiguo sitio religioso hindú en Malasia están planeando instalar una escalera mecánica como alternativa para aquellos visitantes que no puedan o no quieran subir los 272 escalones que conducen a su templo y santuarios en la cueva.

Las cuevas de Batu son una de las atracciones turísticas más populares de Malasia. Sirven como lugar religioso para los fieles hindúes y son el punto focal del festival anual Thaipusam cada año.

Ubicado a unos pocos kilómetros al norte de la capital, Kuala Lumpur, se cree que el sitio tiene alrededor de 400 millones de años y es fácilmente reconocible por su imponente tramo de escaleras de arcoíris, que lo han hecho popular entre los usuarios de Instagram.

Para llegar al templo ubicado en una cueva de piedra caliza en la cima, los visitantes deben subir 272 escalones.

Agregar una escalera mecánica haría que el sitio sea “más accesible”, dijo un portavoz del comité de gestión del sitio en una conferencia de prensa el viernes.

“Esperamos que el gobierno nos ayude, ya que esta (escalera mecánica) permitirá a los discapacitados y a los ancianos que no pueden subir las escaleras llegar al templo principal”, dijo el presidente del comité del templo, R. Nadarajah.

La construcción de la escalera mecánica, así como de una nueva “sala multiusos”, comenzará después del festival Thaipusam de este año, que se celebrará el 25 de enero, añadió Nadarajah.

Se estima que la sala costará alrededor de 35 millones de rupias malayas (US$ 2.240), dijo Nadarajah. No dijo cuánto costaría la escalera mecánica.

Visitantes en las escaleras que conducen al templo Sri Subramaniar Swamy de las cuevas de Batu. Mohd Samsul Mohd Said/Getty Images

Los turistas que visitan Malasia acuden en masa a las cuevas de Batu para ver sus famosas escaleras de arco iris, que fueron pintadas como parte de un esfuerzo del comité organizador del templo para atraer a más personas al sitio.

Los funcionarios de Batu Cave dicen que la estrategia funcionó y señalan que las coloridas escaleras se volvieron populares entre los usuarios de Instagram.

Sin embargo, el rejuvenecimiento también generó controversia con la junta de patrimonio de Malasia, que dice que los escalones fueron pintados antes de que se aprobara el cambio de imagen.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.