La tensión entre China y Taiwán ha desencadenado algo insólito: el “made in Taiwan” está en peligro de extinción

Parece mentira que este momento haya llegado. Richard Lee, el presidente de TEEMA, la Asociación de Fabricantes de Electrónica y Electricidad de Taiwán, ha declarado hace apenas unas horas que las compañías a las que representa la organización que dirige están reubicando su infraestructura de producción fuera de Taiwán. Esta decisión tan rupturista es el resultado de la retórica agresiva que están sosteniendo los Gobiernos de China y Taiwán.

No obstante, esto no es lo único interesante que ha declarado Lee. También ha sostenido que los países más atractivos para que las empresas taiwanesas implementan la reubicación que ya están llevando a cabo son India, México, los países del sudeste asiático, China, Europa y EEUU. En cierta medida resulta sorprendente que el país liderado por Xi Jinping sea un candidato apetecible cuando es uno de los actores involucrados en el conflicto que ha ocasionado este giro de timón de las compañías taiwanesas.

También resulta curioso que Europa y EEUU estén siendo considerados como opciones válidas si tenemos presente que Richard Lee defiende que para las empresas taiwanesas es crucial contener los costes de producción. Sea como sea la conclusión más evidente a la que podemos llegar es que Taiwán ya ha empezado a perder relevancia en la industria de los semiconductores. Crucemos los dedos para que la sangre finalmente no llegue al río.

El director general de TSMC nos puso sobre aviso hace casi dos años

El Gobierno de Taiwán tiene motivos para preocuparse. La consultora IDC ha elaborado un informe en el que revela que su participación en el sector global de fabricación de circuitos integrados se reducirá del 46% actual al 43% en 2027. No parece gran cosa, pero lo importante es que esta previsión, si finalmente se confirma, reflejaría un cambio de tendencia que apuntalaría el declive que ya parece estar encarando Taiwán.

Si finalmente se desencadenase un conflicto bélico TSMC se vería obligada a paralizar sus fábricas de semiconductores en la isla

Si nos ceñimos a los procesos de ensamblaje y las pruebas de calidad que es necesario acometer después de fabricar las obleas la participación de Taiwán en la industria global de los chips pasará del 51% que tenía el año pasado al 47% en 2027, de nuevo según IDC. El panorama no pinta bien para la isla. En esta coyuntura podemos preguntarnos si es para tanto. Si el riesgo de que China y Taiwán lleguen a las manos es tan real, y, de ser así, si un conflicto bélico realmente podría condenar a los fabricantes cuya infraestructura de producción principal reside en la isla.

Mark Liu, el director general de TSMC, ha defendido públicamente que si finalmente se desencadenase un conflicto bélico su empresa se vería obligada a paralizar sus fábricas de semiconductores en la isla. Lidiar con la incertidumbre en este contexto es extremadamente difícil. Y las compañías taiwanesas en la coyuntura actual están sometidas a mucha incertidumbre. Tanta, de hecho, que algunas de las más relevantes, como TSMC o Foxconn, ya están reforzando su infraestructura más allá de las fronteras de Taiwán en previsión de una posible escalada de la tensión con China. Crucemos los dedos para que finalmente lleguen a una solución pacífica.

Imagen de portada: TSMC

Más información: DigiTimes Asia

En Xataka: Siguiente asalto en el pulso que sostienen EEUU, China y Taiwán: el próximo objetivo de estos tres países es Malasia


La noticia

La tensión entre China y Taiwán ha desencadenado algo insólito: el “made in Taiwan” está en peligro de extinción

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Juan Carlos López

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.