Una mujer ha heredado 25 millones de euros. Y necesita a 10.000 voluntarios para que le ayuden a repartirla

Aunque suene al típico timo del príncipe nigeriano que promete repartir contigo una sustanciosa herencia a cambio de realizar un movimiento de dinero entre cuentas, el caso de esta millonaria heredera austro-alemana de 31 años es totalmente cierto. No hay trampa ni cartón.

Su nombre es Marlene Engelhorn y, aunque su nombre puede que no te suene de nada de buenas a primeras, seguro que en casa tienes miles de productos que se han fabricado gracias al imperio químico que fundó su familia.

Una herencia millonaria. Engelhorn es la descendiente del fundador de la empresa química BASF, y gran accionista de la farmacéutica Boehringer Mannheim. Tras el fallecimiento de su abuela Gertraud “Traudl” Engelhorn-Vechiatto, una millonaria viuda con un patrimonio total valorado en unos 4.200 millones de dólares, de los cuales, su nieta Marlene ha recibido 25 millones en efectivo.

No se puede decir que la noticia ha pillado por sorpresa a Marlene Engelhorn. El abuelo de la heredera era el bisnieto del fundador de BASF, y dedicó parte de su fortuna en proyectos filantrópicos para la investigación médica, derechos sociales y educación.

Su abuela, Gertraud “Traudl” Engelhorn-Vechiatto, de la que finalmente ha heredado su fortuna, continuó la tarea filantrópica de su marido y le inculcó los valores a su nieta. Al igual que muchos otros millonarios, Marlene Engelhorn ha decidido renunciar al 90% de su fortuna y repartir el resto. “No es que no quiera ser rica, es que no quiero ser tan rica”, aclara Engelhorn en una entrevista al diario alemán Frankfurter Rundchau, “tanto dinero no te hace feliz”.

Activista por la igualdad. Lo que más sorprende de esta historia no es que la millonaria quiera donar el 90% de su fortuna con fines filantrópicos, punto en el que coincide con otros millonarios como Mark Zuckerberg, Bill Gates o Warren Buffett, si no que piensa redistribuirla por su cuenta. Para ello ha enviado cartas a 10.000 austríacos mayores de 16 años elegidos al azar. De entre ellas, se seleccionará a 50 voluntarios (y 15 suplentes) que estén dispuestas a asistir con los gastos pagados a unos seminarios en Salzburgo, en los que la millonaria recibirá ideas y métodos para distribuir su herencia familiar beneficiando a la sociedad en su conjunto.

La curiosa iniciativa de la heredera responde a un movimiento de protesta formado por 49 ricos herederos llamado Taxmenow, que protesta por los bajos impuestos que tienen que pagar los ultrarricos con respecto al resto de la población. “Si los políticos no hacen su trabajo y no redistribuyen la riqueza, entonces lo haré yo misma” declaraba Marlene Engelhorn a la BBC.

Los millonarios reclaman más impuestos. Aprovechando la cumbre del Foro Económico Mundial de Davos, la millonaria heredera ha levantado la voz sumándose a la petición de más de 250 multimillonarios del mundo que exigieron a los gobernantes presentes en Davos un mayor gravamen tributario para los altos patrimonios para luchar contra la desigualdad socioeconómica a nivel global.

Entre los millonarios firmantes de la petición destacan nombres como la polémica heredera del imperio Walt Disney, Abigail Disney; el actor Brian Cox, el actor y guionista Simon Pegg, la heredera del imperio Rockefeller, Valerie Rockefeller y, por supuesto, Marlene Engelhorn. Algunas de las personas más ricas del planeta, como Bill Gates o Warren Buffett se han mostrado partidarios de estos impuestos a los más ricos.

“Nuestra petición es sencilla: les pedimos que nos graven a nosotros, los más ricos de la sociedad”, afirman los ricos en una carta abierta a los líderes mundiales, publicada por The Guardian. “Esto no alterará fundamentalmente nuestro nivel de vida, ni privará a nuestros niños, ni dañará el crecimiento económico de nuestras naciones. Pero convertirá la riqueza privada extrema e improductiva en una inversión para nuestro futuro democrático común”.

Los datos apoyan la petición. La petición del grupo de millonarios activistas queda respaldada por una encuesta realizada entre las 2.300 grandes fortunas de países del G20 que poseen más de 1 millón de dólares en activos invertibles, lo cual sitúa a esta muestra entre el 5% más rico del planeta.

El informe Proud To Pay More muestra que el 74% de los encuestados apoya impuestos más altos sobre la riqueza para ayudar a abordar las crisis y mejorar la sanidad y los servicios públicos de los países. El 58% de las grandes fortunas del planeta apoyaba la introducción de un impuesto sobre el patrimonio del 2% para las personas con más de 10 millones de dólares, mientras que el 54% pensaba que la riqueza extrema era una amenaza para la democracia.

Brian Cox, actor ganador de un Emmy que encarnó a multimillonario Logan Roy en Succession, declaraba a The Guardian: “Vivimos en una segunda ‘Edad Dorada’. Los multimillonarios están utilizando su extrema riqueza para acumular poder e influencia políticos, socavando simultáneamente la democracia y la economía global. Ya es hora de actuar. Si nuestros funcionarios electos se niegan a abordar esta concentración de dinero y poder, las consecuencias serán nefastas”.

En Xataka | La viuda de Steve Jobs está dilapidando la fortuna que heredó. Tiene buenas razones para hacerlo

Imagen | Dmitri Rozhkov, Jan Zappner


La noticia

Una mujer ha heredado 25 millones de euros. Y necesita a 10.000 voluntarios para que le ayuden a repartirla

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.