Estudiantes con altas capacidades

Sentí una tremenda alegría al leer en este periódico que Miguel Donaire, alumno granadino de altas capacidades, iba a empezar en la Universidad de Oxford con 16 años. No sólo por él, si no por ver que el sistema educativo español se está adaptando al alumnado de altas capacidades. A mí madre la llamaron al orden, desde el colegio, porque yo sabía leer y escribir con cuatro años. Había aprendido sola, era 1996, y nadie supo ver el potencial. La frase “Cualquiera menos Sara” ha marcado mi vida académica porque claro, yo ya lo sabía, ¿para qué iba a participar? Además del desarrollo académico hay que tener muy presente y cuidar muchísimo la salud emocional y psicológica de los niños y niñas de altas capacidades. Sentirse extraño, solo, incomprendido, un problema para todos… puede derivar en abandono escolar, falta de autoestima y ansiedad. Por suerte, hoy la Administración invierte más recursos en personas de altas capacidades. Desde aquí, Miguel, enhorabuena, y ¡a por todas!

Sara Paz Suárez. Corvera de Asturias

Belicismo discursivo innecesario

Nací y resido en Madrid. Voté con ocasión de elecciones autonómicas en 2019, 2021 y 2023 sin optar nunca por el PP. Pero Isabel Díaz Ayuso es también mi presidenta porque lo quiso así una mayoría parlamentaria, prevista y amparadas por nuestro sistema electoral. Me pregunto entonces el porqué de condecorarla militarmente esgrimiendo que “batalla contra un enemigo muy superior numéricamente”. Estamos en democracia, no en guerra. Quien disiente es conciudadano, no enemigo. Vencen los votos, no las armas.

Daniel Barroso Domínguez. Madrid

Percepción de la igualdad

Hace unos días leí en este periódico algunos datos de la primera encuesta del CIS sobre la percepción de la igualdad y los estereotipos de género que me parecieron impactantes. Me lleva a pensar que en nuestra sociedad se interpreta de mil maneras diferentes la palabra igualdad cuando su significado es el que es. Una de las acepciones que aparece en la RAE llamó mi atención: “Correspondencia y proporción que resulta de muchas partes que uniformemente componen un todo”. ¿Sería nuestra sociedad capaz de dejar de buscar maneras de dividirse y llegar así a ser ese todo?

Tamara Orellana Alvez. Madrid

Intentar ser un buen ciudadano

Este año me jubilo, por fin, a los 66 años, y en el trabajo, a pesar de intentar ser comedido y servicial, a veces no cuento ni hasta tres y la crispación me enerva. Sin embargo, no es por mi provecta edad, sino porque el entorno y la convivencia social del día a día no ayudan. Basta ver la violencia política en el Congreso de los Diputados y entre los partidos —los primeros en dar ejemplo—, o atender al conductor que a la mínima emite toda una serie de exabruptos mientras conduce, o la poca paciencia en las filas para que nos atiendan y la publicidad en los medios que nos incita a ser el primero, el mejor y el más guapo. Es difícil, con tanto elemento en contra, intentar ser cívico y tolerante. No obstante, cada mañana al levantarme, mi propósito es el de ser un buen ciudadano, y muchas veces lo logro.

Francisco J. Eguibar Padrón. Madrid

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.