Oligopolios bien protegidos

La lucha contra el dominio del mercado por los grandes grupos empresariales (oligopolios) es antigua. La concentración de poder económico supone un riesgo para la economía y una amenaza para la democracia. En Estados Unidos la batalla contra los monopolios empezó en 1890 con la Ley Sherman y en Europa el Tratado prohíbe los acuerdos entre empresas que tengan por objeto impedir, restringir o falsear la competencia. Pero las sucesivas directivas no han logrado detener la concentración económica y el aumento de las desigualdades. Ahora ya sabemos que fiarlo todo a un buen funcionamiento del mercado es muy insuficiente pero al menos se consigue frenar los abusos más graves.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.