El Apple Car es cúmulo de problemas, pero la empresa ya sabe cómo solucionarlos: siendo (mucho) menos ambiciosa

Hace años que se habla del Project Titan, la singular iniciativa de Apple para construir su propio coche eléctrico y autónomo. La idea ha ido y ha venido, ha generado fuertes discusiones internas y reorganizaciones de la plantilla implicada. El teórico Apple Car iba a ser la próxima gran disrupción de la compañía junto con sus gafas de realidad aumentada, pero por el momento, ni lo uno —parece—, ni lo otro.

El Apple Car será menos ambicioso. El proyecto está pasando por una nueva fase estratégica en la que Apple ha preferido dar un paso atrás. Según Bloomberg, en Cupertino han pivotado “a un diseño menos ambicioso con la intención de llevar por fin un vehículo eléctrico al mercado”. 

Eléctrico sí, autónomo más bien no. Desde que aparecieran los primeros rumores, se habló de un coche 100% eléctrico y autónomo. Lo primero se cumplirá, pero la autonomía de nivel 4 que quedará en una autonomía de nivel 2+. Se llegó a pensar en autonomía de nivel 5, es decir, total, pero la de nivel 4 planteaba un coche incluso sin pedales o volante. Con la de nivel 2+ se estima que el coche podrá ir prácticamente solo en situaciones más o menos controladas como la del tráfico más o menos denso en una autopista.

Irá ganando enteros. Ese es el plan ahora, pero los planes podrían cambiar de aquí al lanzamiento de ese coche. De hecho, la idea actual es la de no ser tan ambiciosos e ir a por una autonomía de nivel 2+, para luego lograr dar el salto a una autonomía de nivel 4 que teóricamente también podría llegar a los primeros coches a través de actualizaciones de software.

No llegará hasta (al menos) 2028. Los últimos datos que habían aparecido apuntaban a un teórico lanzamiento en 2025 o 2026, pero todo se ha retrasado y en Bloomberg indican que el coche de Apple no llegará hasta al menos 2028.

Tim Cook hace caso a Kevin. La estrategia ha sido adoptada tras una serie de “frenéticas reuniones” entre el líder del proyecto, Kevin Lynch, y Tom Cook. Lynch es también responsable del desarrollo del Apple Watch, y es uno de los grandes veteranos de Apple. Antes fue parte del mítico equipo de General Magic. El Proyecto Titan estuvo liderada previamente por Doug Field, exjefe de ingeniería de Apple y que desde 2021 es responsable de la división de coches eléctricos en Ford.

Será un coche “normal”. Todo apunta por tanto a que esta reorientación de la estrategia del Project Titan tendrá como resultado un coche que no se saldrá demasiado de los cánones actuales. Probablemente Apple trate de aportar elementos diferenciales en apartados como el diseño o quizás alguna integración software, pero no parece probable en estos momentos que el Apple Car sea especialmente distinto de los coches eléctricos de Tesla, por ejemplo.

Imagen | Xataka con Bing Image Creator

En Xataka | El coche autónomo tiene un problema: convivir con el ser humano. Cruise ya lo sufre con la retirada de su licencia


La noticia

El Apple Car es cúmulo de problemas, pero la empresa ya sabe cómo solucionarlos: siendo (mucho) menos ambiciosa

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.